Afinar la Sintonía-(audio) editorial ,Eduardo Aliverti... 22-09-2012



video


Afinar la sintonía
Eduardo Aliverti
El paisaje político continuó dominado por los ecos de las cacerolas, como no podía
ser de otra manera. Desde el oficialismo se persistió en minimizar lo ocurrido. Y la
oposición continuó creyendo o diciendo que aconteció un punto de inflexión. El temasigue siendo ése. El clima es ése.
En el costado gubernamental y aun entre quienes sólo simpatizan con el
kirchnerismo pero sin ahorrarse críticas, causó impresión -con toda lógica- la violencia verbal que expresaron los manifestantes. En la semana se difundieron “nuevos” testimonios, que en las horas siguientes al episodio no se habían conocido. Son irrefutables. Estaría bueno saber, corridos varios días, por qué no hubo condena a las barbaridades vistas y escuchadas, por parte de aquellos que puedan haberse exteriorizado con espíritu democrático. ¿Hubo de esa gente? Si la hubo, brilló por su ausencia durante y a posteriori. Nadie se indignó frente a cánticos y consignas repugnantes. Tampoco pudieron anotarse reprobaciones marcadas entre los portavoces mediáticos de la oposición.

Marcelo Tinelli quedó en soledad al mostrarse perplejo frente las animaladas de odio que se registraron. No es que uno lo ubique en el bando opositor, bien que nones en el kirchnerista. El conductor televisivo es habilísimo para surfear sin mojarse y, en todo caso, no es su función ni su negocio adoptar posturas explícitas. Pero la ejemplificación vale como constancia de que, si sobresalió su espanto o reproche frente a la virulencia de los marchadores, es porque del coro “bienpensante” no hubo otro. Los editorialistas opositores de toda la prensa, oral y escrita, simplemente se dedicaron a insistir con la solicitud de que Cristina escuche el reclamo “popular”. ¿Qué es lo que tiene que escuchar?
¿Que se vaya con Néstor? - ¿Que es una chorra?
Dejemos esto para dentro de unas líneas, de todos modos. Por ahora, vale que la
malignidad de los emblemas recortó al oficialismo en el desprecio porque así no puede dialogarse ni aunque se quisiera. Y en efecto, así no se puede hablar.
Pero también con toda lógica, la oposición se aferró a un número de embroncados callejeros que no estaba en el cálculo ajeno ni propio. Una vez producido el hecho y aunque la convocatoria no pasó por figura alguna de quienes enfrentan al Gobierno, bien que solamente desde el discurso, era obvio que buscarían potenciar la magnitud del caceroleo hasta esos límites comprensibles pero injustificables.

Algún colega opositor punteó que el oficialismo sí tomó nota de lo acaecido. Ahora
dicen que desde ese jueves a la noche no volvió a citarse la re-re, lo cual es cierto.
Dicen que los tonos y actitudes de Cristina reflejaron la decisión de bajar un cambio. Dicen que en algo andaría si no volvió a abusar de la cadena nacional. Por algo será, dicen, que Boudou ya no aparece con esa sonrisa permanente y causante, dicen, de irritación masiva. Por algo habrá sido, dicen, que a ella se la ve más simpática, menos tensa, distendida, no tan provocadora. Acerca de esto último sería atinado si se ponen de acuerdo porque, justamente, se viene de una tapa revisteril que exhibe a laPresidenta en gestualidad orgásmica por su relación con las masas. La saltan de deprimida a bipolar, de bipolar a furiosa, de furiosa a autista y del autismo a la felicidad masturbatoria. 
¿Eso es todo lo que se les ocurre como cuestionamiento político?
Convengamos que semejante pobreza argumentativa refleja mucho, o todo, sobre cuál es el verdadero equipaje de la oposición. ¿Creen, honestamente, que la muchedumbre caceroleante, y la gran mayoría de quienes se quedaron en sus casas pero aprobando el repudio, salió a la calle porque está inflada de cadenas nacionales, de la re-re, de que no haya conferencias de prensa, de la sonrisa de Boudou? ¿De la “inseguridad”?

Este aspecto sí puede ser incluido en el pésimo humor de los manifestantes, pero se desarma al contrastarlo con el tipo de salida que propondrían y aun si dejara de
considerarse que cualquier estadística demuestra que no hay un incremento del delito violento. ¿Qué significa protestar contra la inseguridad en términos de solución? ¿Salir a pura bala, matar a como venga, institucionalizar el gatillo fácil? Sí. Pero no pueden decirlo. Por fortuna o militancia, el asentamiento de la democracia le puso una raya, grande, a que se tome como natural poder vomitar cualquier afirmación de anclaje facho, so pena de exposición absurda o maloliente. Se puede en el anonimato de los llamados sueltos a las radios, en las redes sociales o en las estrofas y carteles de una manifestación cada tanto. Pero no en forma generalizada. Es por esa misma autopista que circula lo auténticamente representativo, el caracú, de la irritabilidad del teflón. Es el dólar, estúpido. El cepo cambiario sobresalta a las porciones acomodadas de la sociedad. Y al imaginario de clase media: por obra de factores culturales históricos, estimulados hasta el hartazgo por los medios de comunicación, se termina convencido de que la cotización o acceso a la divisa norteamericana son determinantes para
sentirse libres o en prisión. Pero eso tampoco pueden manifestarlo de manera
consignista, porque es vergonzante.

Y el Gobierno comete el enorme error de no ajustar su alocución, y sus disposiciones, a desflecar ese espíritu convocante del dólar. Cristina es una plebeya, linda, de temperamento jodido, frentera, capaz de haberse sobrepuesto a tragedias personales, con accionar reparador de las necesidades mayoritarias aunque nunca deje de recordar que no es el Che Guevara. Eso es insoportable para las señoras y señores que viven del goce a través de que haya los situados aplastadamente abajo, para encontrarle sentido a sus vidas patéticas. No tiene arreglo. Sí entre alguna burguesía dirigencial que comprende la necesidad de contar con liderazgo y reglas claras, así deba apartar fastidios o repelencias gorilas. No entre tilinguería mediáticamente comandada, que sesenta años después reproduce el festejo por el cáncer de Eva y por más que su comodidad dineraria no esté afectada. Pero lo que no dispone de arreglo sí tiene algunos acomodamientos, parciales, tal vez capaces de despejar cargas perniciosas. Sintonía fina, ya que estamos. Siempre sin perder la noción de que uno no es más que un simple analista, cuyo poder se remite a escritura, micrófono, capacidad de convencimiento, pero no a las decisiones ejecutivas con que lidian a cada rato quienes ejercen el poder en serio, vayan ciertas apreciaciones de acción y comunicación. 

Están en línea con lo que -se reitera: según lo que le parece al periodista- es el motor no sólo de la furia enunciada por energúmenos de la marcha. Lo es de la gente que hasta aprobaría o dispensaría al Gobierno si no fuera por los embrollos en que se mete, en áreas de sensibilidad extrema. Por ejemplo, ¿cuánto da la cuenta anual de los argentinos que viajan al exterior con relación a la cantidad de divisas imprescindibles? ¿Es tan estremecedora, como para dejar(les) el flanco de que parecemos la Unión Soviética? ¿Puede ser, debe ser, que un día sea que hay que avisar a dónde se viaja, y al otro que hay que hacerlo con un mes de anticipación, y al otro que recién en la semana del viaje se consigna cuánto tiene habilitado cada viajero, y así sucesivamente? ¿No se dan cuenta de que por estas barrabasadas dispositivas, y/o informativas, es por donde se cuela buena parte de lo que el propio oficialismo denomina “cadena del desánimo”? ¿El Gobierno no advierte que ese tipo de agujeros son los que sirven en bandeja a los zócalos televisivos, al rictus de los rabiosos que se valen de eso para remarcar apretadas, a las plumas que espolean el Todo Negativo?

Quienes viajan al extranjero son una sólida minoría respecto de la suma poblacional, pero la construcción simbólica que se traza alrededor de ellos es fortísima. Desde la oposición periodística se escribió que la Presidenta está encrespada con el desaguisado que le indujeron las segundas líneas en la implementación de los dispositivos cambiarios. Aunque eso no la exima de responsabilidad, ojalá sea cierto. ¿Y no sería conveniente que se establezcan diferentes escalas de tipos y accesos de cambio? ¿No debe distinguirse entre los para qué de importaciones y requerimientos de divisas? Si es cierto, como lo es en poca, alguna o gran medida, que las dificultades mundiales nos cayeron encima sin comerla ni beberla, ¿no hay que explicarlo mejor y unívocamente, en lugar de brincar de resolución a resolución dando idea de que se opera en el rato a rato? Salvador Treber, economista del Plan Fénix, lo dijo en una entrevista publicada por Página/12 el domingo pasado. “En 2011, la fuga de divisas fue de 18 mil millones. En el primer semestre de este año, (apenas) algo más de 3 mil. (…) Las medidas son en general correctas, pero (…) torpemente implementadas. Me gustaría que sean más sutiles, menos torpes. Esas economías (de ajuste cambiario) las haría cualquier país del mundo. Las exportaciones bajaron 2 por ciento, que en un mundo en crisis no es nada. (…) Brasil bajó 20 por ciento sus importaciones y nadie lo critica. (…) Esto es una guerra de nervios, pero volvería a decir: ¡Por favor, funcionarios del Gobierno! ¡Sean más hábiles para tomar las medidas y no producir rechazo aun de las que están bien!”.
El firmante tiene la certeza de que si eso sucediera quedaría desarmado, en muy buena parte por no decir completamente, el centro del cuestionamiento que caceroleros, adyacentes y gente de buena fe no se animan a admitir como tal, como centro. El dólar, la sensación que provoca, las visiones que excita. No serviría, quedó dicho, para que dejen de bardear con la yegua, la chorra, la corrupción. Pero salir a la calle quedaría circunscripto a eso; a que no hay conferencias de prensa presidenciales; a que no se quiere más entradas en cadena; “a la inseguridad y había otra cosa más que no me acuerdo”, como dijo una manifestante en un testimonio para la historia. Saldrán igual, lo pueden hacer y de hecho lo harán. Pero no cabría envidiarles la antología del ridículo.

MARCA DE RADIO, sábado 22 de septiembre de 2012.

Despedidas primaverales...Amores perros .. ♥


Este blog nació hace casi 5 años con el nombre de mi  boxer ...Banya, la que en Diciembre del 2008 se me fue  y hasta el día de hoy la extraño, pero la tengo presente siempre en este mi lugar más íntimo..... Luego llegó Yuyu quien tenía la misión nada fácil de sacarnos de la tristeza y vamos que puso empeño y vamos que logro sobremanera hacerlo, fueron casi 4 años de vida intensa, de amor profundo, de alegrías interminables, fue dulce, fue solidaria, fue todo y más ..... pero fue, ya no es!!!
y de nuevo el dolor, de nuevo la angustia, de nuevo la tristeza, de nuevo el silencio que lastima el alma y el corazón.......





Yo  necesito porque me gusta hacerlo y porque además  te lo debo y me  debo  escribirte algunas cosas ,no como despedida, simplemente como testimonio  pero  sobre todo ,como agradecimiento.......
Sé que así no te gusto, sé que me sabes peleadora, que me preferís  dando batalla por aquello que creo justo, defensora de cuanto merezca defenderse y así será en breve, hoy no puedo no sin antes dejar expresado en la manera que mejor me entiendas , esto que siento .... que yo hable de otras cosas o comparta noticias, exprese pensamientos y discuta con aquellos que ni de perros ni de nada entienden en la vida, no va a cambiar ni el rumbo, ni la historia del país , en cambio tu partida si le dio un giro inesperado a  mi vida y a mi rumbo....
Los duelos todos llevan su tiempo  no importa de quien se trate, (un familiar , un amigo, un ser que sin pertenecer a los humanos, formo y formara parte de nuestra familia, de nuestra vida)...

Las ausencias se sienten, se las debe asimilar, no es fácil, no hay manual que indique como aprender a vivir con ellas, solo hay experiencias varias de variadas personas, que te sirven como  un consejo, te dan aliento ,te  acompañan  intentando hacerte  más llevadera la cosa....
y en otros casos para decirte en el entender de algunos ,"que todo debes tomarlo con el rigor que marcan los manuales " lo cual  no descarto ni descalifico ,solo que no aplico para regir mi vida en sus instrucciones  tipo receta de cocina, donde las generales les caben a todos y  NO  siempre es así!!!!


Vamos a lo nuestro........ 





Nos conocimos demasiado, en estos 3 años y su yapa ....
Fuimos  familia, fuimos  compañeras ,amigas, compinches, fuimos cómplices y eso me encantaba, cubrimos nuestras metidas de pata(que mejor frase para estas ocasiones) ...

si se rompía una planta  se guardaba la rama rota entre la pila de pasto cortado, o en una bolsa, si era una flor  se decía  al mejor estilo vendedor (esos que tienen experiencia en hacerte llevar hasta aquello que no necesitas) "no queda hermosa la florcita sobre la mesa? -
( con mi mejor cara de yo no fui, esa que vos me enseñaste )...

los pozos jamás se producían por enterrar  nada, (un mal pensado podía creer eso ),solo  estabas punteando la tierra a tu manera  ,quien mirara un segundo  tu trompa  rosa que de golpe tomaba color negro  podía dar fe, de tu arduo trabajo....

Las huellas de las patas en la bañera a que otra cosa podían obedecer que no fuera tu  sana costumbre de mantenerlas limpias,  o acaso no se notaba cuando de contrabando te llevabas un hueso a la cama, que las mismas estaban impecables ...

Quien podía no entender tu amor por la naturaleza intentando traer dentro de la casa cuanta rama encontraras a tu paso, claro !!! que hubiera quedado lindo un árbol en el medio del living...

Hay cosa más deliciosa que salir a chapotear justo encima de los charcos que se forman por la lluvia  y  compartir esa  sensación húmeda con todos los sillones de la casa?

La ropa nunca dejaba de tener tu sello, ese pelo cortito que se clavaba en ella, las marcas del cariño, la señal del recibimiento.....

La cocina lugar de encuentro preferido, con vos como  asistente  esperando  siempre cerca ser quien pruebe la comida, a ver si falta sal, o la carne  está cruda.

La puerta sin llave, siempre  era una invitación a tu cortesía, no había manera que parada en dos patas no la abrieras, al principio algunos picaportes te costaban, pero con el tiempo y un buen entrenamiento (que sola te impusiste), lograste ser la mejor anfitriona ....bastaba que escucharas la reja o pasos cerca nuestro para salir rápido, no fuera cosa que alguien esperara más de lo debido .

Tu costumbre de subirte en nuestra silla  frente a la pc  intentando decir con tu cara- "corriéndose para adelante que hay lugar"-  y en un hueco muy  chiquito hacer pié y colocar  tus  dos patas  delanteras sobre nuestros hombros , no tienen otra manera de interpretarse que  alguien que pretende ahorrarnos gastos de masajes  ,demostrando además  su interés por el trabajo  o lo que estemos realizando en ese momento...

La vigilia cerca de la parrilla en esa ceremonia  llamada  "preparación de asado", puede alguien pensar que  no obedece a poner a resguardo de algún gato malintencionado, tamaño tesoro ;)

Tus mordidas a la escoba, eran para que no tuviera  en condiciones un vehículo cerca que significara mi partida así fuera solo por un rato, eso es amar o no?

Cachetes ,es tan difícil decir tanto en tan poco espacio, es tan complicado resumir cuanto lindo y cuanto bueno dejas en esta casa, es tanto el amor, tanto el cariño, tantas las horas de placer, de mimos, de juegos , de risas que no se siquiera si pueda seguir con esto  porque no hay forma de poder expresar tanto y tanto .....

A  los que piensan que es tan simple, ser ustedes.... les diría que  intenten caminar un día entero en 4 patas, y sin hablar pueda saberse  que están diciendo...probemos cambiar  roles, a ver cómo nos va ,muchos dirán , no........corremos con ventaja de tener la capacidad de pensar, justamente por eso  en infinitos casos me pregunto, es realmente ventaja?
Ustedes también en ese caso cuentan con ventaja , la de  ausencia de malicia, la de tener ante todo  lealtad, la de la  gratitud , esa a la que rinden  culto a diario....

Todo eso y tantos todos se quedan para siempre y marcan el tiempo que nos toco transitar juntos, arrancan sonrisas, despiertan sentimientos  generan amor en su más puro estado, sin pedidos, sin pase de facturas  y ante eso el alma se reconforta , la de ustedes y la nuestra y  solo duele el silencio ,ese que los primeros días se impone sobre cada cosa, penetra las paredes, llena los espacios ,el silencio de tus muñecos sonando , de mis risas al jugar tiradas en la cama, en el pasto o el piso , o  ese silencio de patas que acompañan nuestra marcha donde sea que vayamos, silencio de   pedido , ausencia de ladridos o  en tu caso tus "gruñiscas" para que no hablemos y te hagamos mimos al menos quien recién llegaba después de una jornada fuera  y antes de contarnos  al resto como fue su día ,debía contártelo a vos....eso duele, todo duele ...

Como  duele el orden de ver cada cosa en su lugar,
la casa sin huellas de pisadas,
el sillón sin migas ,
la ropa sin pelos,
la cama libre de juguetes y tendida de manera impecable, sin una sola arruga...
duele y duele mucho.....
Pero si retrocediera en el tiempo hasta un poco más de 3 años y me dijeran si te pasa ella, te vuelve a pasar esto  no dudaría un instante en decir SI, no cambiaría una sola noche de las tantas sin dormir, salvo por no verte sufrir de nuevo, si me dijeran todo lo que vos brindaste en ese tiempo es posible de darlo, diría NO, no hay manera de dejar tremenda huella de vida, y sin embargo SI...hay manera porque vos fuiste la hacedora  eso y más!!!!


Neruda dice en una parte de un hermoso verso.....

"Mi perro ha muerto.
Lo enterré en el jardín
junto a una vieja máquina oxidada.
Allí, no más abajo,
ni más arriba,
se juntará conmigo alguna vez.
Ahora él ya se fue con su pelaje,
su mala educación, su nariz fría".

"Yo también Don Pablo, la enterré en el jardín, bien cerca de la puerta de entrada,  pero la de la casa , no la que da salida , no hubo adiós salvo un hasta siempre a su presencia, porque el alma de ella no está afuera en esta tarde triste, está acá ,al lado mío  y acá se queda !!!!!!!





Te quiero Yu!!!
como quise a Banya y como seguramente querré al próximo nariz fría, tipo lija de esas que me encantan, pero hoy no me siento capaz de asumirlo totalmente porque me debo el respeto a  tanto  tuyo y porque te debo mi gratitud en exclusiva, esa que no querés  pero que debe ser así por estos días...
 Volverán las risas, volverán los saltos, no los recuerdos porque esos no se  fueron ni siquiera en el momento que partías, se quedaron muy dentro de nosotros , como vos  en ese lugar tan cerca  del parque y del corazón de cada uno de los que en esta casa hoy maldicen el silencio!!!!!


Claudia Septiembre 26,2012-

Carta de Jésica Pla y homenaje a Norma Pla (Las protestas y la libertad, diez años después)

Las protestas y la libertad, diez años después

En los '90, durante la “apertura” al primer mundo, había dólares, un montón, valían sólo un peso, se podía comprar de todo y se podía viajar, salir del país, comprar afuera, traerlo y no había necesidad de pagar ningún impuesto por ello. Había además libertad de expresión, y las cadenas nacionales no se usaban, no era necesario, el presidente podía mostrarnos su Ferrari en lo de Susana, en lo de Mirtha o en lo de Bernardo.



Jésica Pla, nieta de la inolvidable "Norma Pla"

Hubo otro país, otro país que producto de la “apertura” se quedó sin trabajo, porque las fábricas cerraron y ese otro país trabajaba en las fábricas. Si no tenías trabajo, no tenías ingresos. Si tenías trabajo, no había ni aumentos, ni paritarias, ni posibilidades de proyectar. Si no tenías ingresos, daba igual si el dólar valía un peso, dos, cuatro, si se podía comprar o si no se podía comprar, si había que declararlo o no había que declararlo. Daba igual.

Daba igual si se podía viajar o no se podía viajar. Cuando la vida cotidiana te apremia, los problemas son otros. Esas preocupaciones no están en el horizonte de lo posible. No había cadena nacional. Tampoco había “planes para todos”.
Mi abuelo era obrero gráfico. Lo echaron en 1982 porqué la fábrica “quebró”. Después de ahí no volvió a encontrar “trabajo”, trabajo en serio, “en blanco” (como es el trabajo para quienes fueron obreros toda su vida); hizo lo que pudo, pero unos años después falleció. Mi abuela tenía dos hijos grandes, varios nietos y dos hijos adolescentes. La pensión era poca, los remedios se pagaban, y los hijos mayores la ayudaban como podían, mientras intentaban mantener su pequeño taller por cuenta propia al compás de una apertura al mundo que no parecía estar beneficiándonos. Mi abuela compraba en el mercado central, si podía comprar, y si no, iba a ver qué encontraba para traernos, cosas que después mi mamá se ingeniaba el modo de cocinar.


Cuando mi abuela fue a protestar, por sus derechos, como el derecho que todos reconocen a manifestar en reclamo de lo “justo”, la policía irrumpió en la “olla popular” que estaban haciendo (la onda cacerolazo todavía no se había impuesto, las cacerolas se usaban para cocinar, para alimentar, como corresponde), se llevó en andas a ella y a todos los viejos que la acompañaban, se llevaron todas las cosas que jamás nos devolvieron (porque las cosas eran nuestras, porque las cosas se las prestaron los hijos, los vecinos, los amigos para acompañarla en su protesta)…. se la llevaron presa, y no es un eufemismo, se la llevaron presa y mis tíos tuvieron que ir a sacarla… No fue la única vez, muchas y muchas otras veces la volvieron a llevar, a ella y a muchos otros compañeros, jubilados, piqueteros, “perdedores” de un sistema que benefició a pocos y perjudicó a muchos de nosotros.


En esa época no había cadena nacional. Tampoco había “planes para todos”. Tampoco había jubilaciones dignas, ni aumentos programados, ni trabajo. Tampoco había libertad de expresión; si te quejabas, te llevaba la cana, “por la razón o por la fuerza”, no importa si eras mujer, mayor, ni si el reclamo era justo o no.


El jueves por mi barrio no escuché una cacerola.

Por Constitución, que andábamos justo por ahí con Emi tampoco. Por el de mi amiga Karina, en Avellaneda, tampoco.
Son todos barrios populares, barrios “al sur”, barrios con las marcas visibles de la desigualdad social. Y no escuché una cacerola. Mi mamá que vive allá por el “tercer cordón” prendió la tele y me llamó para preguntarme qué pasaba, porque no entendía nada, porque “allá” no pasaba nada.

Pero aún más, no importa. Hubo dos, tres, miles o millones de cacerolas, no importa; estuvieron ahí, reclamaron por la inseguridad y la falta de justicia, por el totalitarismo y la falta de libertad. No escuché sobre la actuación policial ni sobre algún incidente. Se expresaron como ciudadanos responsables y después se volvieron a sus casas.


A mi abuela, en cambio, siempre había que ir a buscarla a la comisaría…

Fuente del texto:
http://www.infonews.com

 .................................

Para los que no la conocen, para los que no tienen idea quien y que era Norma Pla, 3 videos con un homenaje especial (Crónica tv)




1-
 



2



3-




Para los que no la conocieron, les dejo algo de la  gran  luchadora..Norma Pla

Nació un 7 de Septiembre de 1932 en San Telmo.
Su Papa era guarda del tranvía 22, su Mamá lavaba y planchaba ropa para la flia Martínez de Hoz.
Norma abandono la escuela en 2do grado y con 13 años arranco trabajando en una fábrica.
A los 63 años murió con una jubilación de 272,50 $ LUCHANDO POR ALCANZAR LOS 450$ ,
algo que recién se obtendría el 9 de Mayo de 2006, un mes antes de cumplirse los 10 años de su muerte ,durante el gobierno de Néstor Kirchner quien llevo las mínimas a 470 $.

"El Diálogo de América"-Fidel Castro y Salvador Allende (documental completo)





Ficciones de lo Real  el ciclo de documentales de la tv pública de argentina con Pedro Brieger y una entrega especial en un nuevo aniversario del golpe que derrocara a Salvador Allende, pero esta vez  con el encuentro  de dos grandes, Salvador Allende y Fidel Castro en una charla profunda en la residencia presidencial Tomás Moro, durante la visita que el líder cubano realizara al país hermano en el año 1971....


1-



2-



3-



4-