Eduardo Aliverti x 3 ..."Borda"- "Homenaje a las Madres" y " Editorial" del 27-4-2013(Marca de Radio)

Roxana  Russo/Eduardo Aliverti-Borda. 
Cuando menos de 7 minutos alcanzan para explicar una movida siniestra (represión de la Metropolitana en el Borda)Roxana Russo y Eduardo Aliverti, informe de Marca de Radio del 27 de Abril


 


Madres.Homenaje a 36 ños de lucha....Decir MADRES ♥ y escuchar este homenaje con la voz de Eduardo y esos sonidos de fondo, hacen que no se termine de decir gracias ¡!!! a las primeras por todo lo que significan y todo lo que nos enseñan desde el ejemplo de la lucha y la coherencia, al segundo por ser de esos periodistas que llenan mucho más que espacios ....El homenaje a Madres de Eduardo Aliverti en Marca de Radio , a 36 años de sus rondas- 27-4-2013

 





Eduardo Aliverti.."Entre una carpa y un circo",editorial del 27-4-2013

Son tres hechos emblemáticos, para gusto de quien firma. Si quiere juzgárselos sólo como digresiones de mero valor periodístico-coyuntural, sin sustancia de fondo, licuables en el torrente de exabruptos vertidos antes y después de la polémica en Diputados, es válido. Es legítimo. El suscripto cree, en cambio, que se trata de definiciones de alta cuantía política, acerca de aquello con que la derecha machaca sin cesar: la calidad de las instituciones. Por supuesto, si es que convenimos en que las instituciones son sujetos de carne y hueso y no una abstracción.

 Por Eduardo Aliverti (Marca de Radio. 27 de Abril,2013)



 

Empecemos por Ernesto Sanz. Radical. Senador. Por fuera del ambiente mediático que cada tanto lo promociona, de los correligionarios y de sus colegas parlamentarios, no lo conoce virtualmente nadie. El mismo lo admitió, a comienzos de 2011, cuando lanzó su campaña para las internas de la UCR en el teatro Gran Rex. Dijo entonces: “Ya que se repite tanto que no soy conocido, quizá debería empezar diciendo simplemente: buenas tardes, me llamo Ernesto Sanz y quiero ser presidente de la República Argentina”. Ese cotillón de lanzamiento le duró muchísimo menos de lo que canta un gallo. Terminó rendido frente a la candidatura del hijo de Alfonsín, aliado al progresismo de Francisco de Narváez. Y después de eso, siguió su ruta de intrascendencia legislativa absoluta aunque, cada tanto, su fraseología insidiosa le hizo ganar unos ratitos de pantalla en los medios opositores. Supo decir que la Asignación Universal por Hijo fugaba por la canaleta del juego y la droga, por ejemplo. Una frase de burda pero espontánea sintonía con lo que piensa buena parte de esta sociedad, y que después no encuentra cuál construcción política podría edificarse tras las oraciones de gorilismo pornográfico. La cuestión es que este tal Ernesto Sanz, virgen absoluto respecto de lanzar alguna idea alternativa en torno de algo, acaba de mandarse con que “ojalá la economía no mejore hasta octubre”. Sanz quiere que todo se pudra. Su propuesta es ésa.

Vayamos ahora a Oscar Aguad. Otro radical que en los corrillos políticos, incluyendo a sus parientes partidarios, es conocido como “el milico Aguad”. Tipo coherente si los hay. Ahora abreva en Macri, y hasta los conmilitones del radicalismo no se privan de recordar sus fotos con el genocida Luciano Menéndez, ni el papel que jugó en los ajustes bestiales durante la administración de Ramón Mestre. Bien a tono con ese historial, este milico Aguad, diputado, dijo que el Gobierno no le tiene miedo, solamente, al pueblo que marcha con choripanes, dádivas y micros. Lo mismo que piensan Sanz & Cía., seguramente. Aguad le adosó esa cuota de sinceramiento cavernícola, que suele ser habitual en el anonimato de las redes sociales y en las explosiones verbales de ciertos marchantes callejeros, no en un dirigente político al que su carácter de diputado nacional debería conferirle alguna necesidad de cuidado y profundización discursivos. Corresponde aclarar que no es cosa de ensimismarse con la dirigencia del radicalismo. No sería justo, aun excluyendo a Carrió. Ella proviene de ese origen, pero no es tomada en serio ni siquiera por sus colegas de predicciones apocalípticas. Un radical supo decir en estas horas, con natural pedido de off the record, que “Elisa juega al oposicionismo bardero, mediático, sabe que tiene menos del 2 por ciento de los votos y todo le importa nada” (esto último, claro, lo expresó en términos mucho menos elegantes). Agarrárselas con los radicales, al menos únicamente y como producto de su comprobada hibridez histórica, no haría a la constatación empírica por mucho que sería interesante saber si las autoridades del partido comparten las animaladas vertidas por Sanz y Aguad. En esto de quiénes se paran de un lado u otro juegan viudas peronistas, socialistas de intendencias, izquierdoides teatralizados y –rotulemos, para ser muy suaves– populistas que por alguna razón quizás insondable se quedaron en el wing equivocado.

El tercer hecho es que montaron una carpa enfrente del Congreso para oponerse a la reforma judicial, en obvia búsqueda de parangón con la Blanca de los docentes, impulsada por la Ctera hacia finales de los ’90. Aquel simbolismo del comienzo de las postrimerías menemistas fue un episodio histórico, que obró para concluir el derrumbe de un régimen tan democrático como asqueante. En esa Carpa Blanca, instalada el 2 de abril de 1997 y permanecida durante 33 meses, ayunaron cerca de 1400 docentes. Se calcula que la visitaron alrededor de 3 millones de personas y unas 7 mil escuelas de todo el país. El gremio juntó más de 300 mil firmas hasta que el Congreso sancionó la Ley de Financiamiento Educativo. Esa Carpa Blanca fue la más grande y conmovedora protesta social que enfrentó al menemato. En sus 1003 días de extensión, en horarios laborales o de madrugada, dieron testimonio presencial los más altos referentes de nuestra vida pública, en todas las disciplinas que se quieran tomar. Y ahora viene a querer compararse con eso un grupejo de chichipíos a los que no les da ni para entrar a recorrerla, porque ni siquiera hay alguien con quien solidarizarse. Hubo la foto de una decena de caripelas mediático-opositoras, de ésas que rehuyeron el debate en el Congreso para buscar cámara en otra parte. Y hubo una piba, Ailén Navarro, que pasó por “la Carpa de la Justicia” en la noche del miércoles, para firmar contra la dictadura K con unos amigos. Y se quedó completamente sola, hasta las 9 de la mañana. Su diálogo con el cronista Mauricio Polchi, de AM 750, fue de antología. Le pidió al colega que no le preguntara nada sobre política porque no quería comprometerse. Polchi, ante la advertencia, sólo le insistió con que respondiera por qué se oponía a la reforma judicial. La piba le dijo “pará que saco el papel y te digo”. El cronista, inundado de vergüenza ajena, le retrucó “no, está bien, dejá, contame qué pasó acá desde que llegaste”. Y entonces Ailén le relató que pasó toda la noche solita. No se acercó nadie. Fue después cuando trascendió que un diputado opositor apareció a media mañana para pedirle a la piba si, ya que estaba, no podía ir a sacar unas fotocopias. La anécdota puede ser abordada como un simple chascarrillo o como una enorme alegoría. Al firmante le parece que es lo segundo, porque no justifica cómo se puede jugar así como así –no la piba: los truchones mediáticos de la política– con un intento de reinstalar la simbología de la Carpa Blanca. Y si de verdad quieren intentarlo, por lo menos militen, asistan, convoquen. Si no, se hace insoportable que les falten el respeto a la historia, a las luchas populares, a las protestas que tuvieron un sentido de liderazgo conceptual.

Que vaya de epílogo la notable intervención del diputado socialista Jorge Rivas, en el cruce parlamentario por la reforma judicial. “Desde ya que, sin ingenuidad y con la absoluta certeza de que estamos tratando de desatar nudos de privilegio que han sido fuertemente atados durante más de un siglo y medio, suponía que íbamos a encontrar muchas resistencias. Pero el motivo que me empujó a hacer unas breves reflexiones en este debate es que me preocupa la peligrosa banalización que cierta parte de la oposición hace de algunas palabras. Palabras tales como democracia, dictadura, república, entre otras, deberían ser definidas con precisión por quienes las están usando en esta circunstancia, así tenemos la certeza de que hablamos un mismo idioma. Porque no dudo de que en el debate parlamentario le asiste a la oposición todo el derecho a oponerse, e incluso a hacerlo de manera firme y vehemente. Pero, estimados y estimadas colegas, guardemos el recato elemental que debemos tener como representantes del pueblo. 
 Nuestros fueros parlamentarios, necesarios para poder cumplir libremente nuestra representación, no son una patente de corso para decir cualquier cosa sin el más mínimo fundamento (...). Honestamente, no creo que nos encontremos frente a un debate técnico jurídico. Por el contrario, creo que estamos frente a un debate netamente político que, por eso mismo, no debe limitarse a los abogados. Debe ser amplio, ya que el eje de la discusión, me parece, pasa nada menos que por determinar si en nuestro orden constitucional el derecho colectivo tiene supremacía sobre el derecho individual. O viceversa. A mi juicio, esa cuestión ya fue saldada a principios del siglo XX, con el nacimiento del constitucionalismo social que nuestra Constitución recoge en el artículo 14 bis. 

De modo que anteponer los derechos individuales a los colectivos no sólo me parece un rasgo de fundamentalismo ideológico. También me parece que es negar la propia evolución del Estado de derecho contemporáneo. Y que a quienes pensamos de esta manera se nos trate de totalitarios esconde, en el mejor de los casos, una profunda ignorancia sobre el concepto de totalitarismo.” Jorge Rivas, socialista de los que valen la pena, trayectoria irreprochable, estremecedor ejemplo de vida, el jueves, en el Congreso.

¿Habrá alguna alocución mejor que ésa para referir de qué se habla cuando hablamos de la oposición? Los medios la ignoraron olímpicamente y no porque el inmenso Rivas deba expresarse mediante un procesador de voz, tras que en 2007 sufriera un grave traumatismo encefálico. Lo Sanz, lo Aguad, ese veneno que inyectan los medios, ese insulto a la memoria que significa la escenografía montada frente al Congreso, son representativos e inescindibles del verdadero totalitarismo. ¿Cómo se hace para dialogar con esa gente, que no monta una carpa sino un circo?

Eduardo Aliverti.Marca de radio- 27 de Abril,2013-
Fuente :Marcaderadio.com

Las convicciones y los sueños...(La década ganada)



Las convicciones y los sueños
 
El 27 de abril de 2003 se produjo uno de esos acontecimientos que dan inicio a una nueva era política: el kirchnerismo. Una nueva versión de ese fenómeno tan argentino y latinoamericano que es el peronismo.

 


 
Por  Fabian Dominguez-(Telam)

La irrupción de Néstor Kirchner en la escena política nacional tuvo las virtudes que tienen todas las apariciones de carácter inesperado: una ruptura que se instala de golpe, sin responder a los paradigmas políticos vigentes, con la intención de producir una nueva realidad.

Diez años después puede parecer una obviedad, pero nunca está demás recordar que Kirchner fue, en los meses previos a las elecciones presidenciales de 2003, el único candidato que hizo una lectura correcta del tiempo que lo precedía.

Nada más basta recordar los hechos que desencadenaron el llamado a esas elecciones para empezar a descubrir la génesis de una acción de gobierno que no era nueva, porque ya llevaba poco más de una década de praxis política con denominación de origen en la Patagonia austral, pero que asomaba al país en medio de las balas que mataban a lo único que la crisis no había podido matar, a pesar de que algún diario se empeñó en contar otra cosa: la dignidad rebelde.

Aquello que hoy es el grado cero de cualquier política de gobierno -la no represión de la protesta social- fue la piedra basal de una gestión decidida a firmar un nuevo contrato social entre los argentinos.

Junto a esa convicción, Néstor Kirchner hizo entrar a la Casa Rosada la determinación firme de ir siempre “por más”, anticipándose por mucho tiempo a lo que casi todos sus comentaristas descubrirían unos cuantos años después. ¿O acaso vamos a creer en eso de que “ahora” el gobierno va por todo?
"Los cuatro años y medio que siguieron a aquel 27 de abril de 2003 sentaron las bases para la creación de un nuevo país, que gracias a la profundización impulsada por Cristina hoy exhibe una realidad económica y social diametralmente opuesta a la que existía entonces."

Si quienes hoy viven azorados hubieran estado un poco más atentos hace una década, podrían haberse ahorrado unos cuantos disgustos, porque el kirchnerismo, a diferencia de los gobiernos que lo antecedieron, anunció desde un principio que iba a hacer todo lo que después terminó haciendo. Los libros de historia tergiversan, subjetivan. YouTube no. Y ahí están casi todos los discursos de Néstor Kirchner desde el 2003 en adelante para dar fe de que el hombre avisó. Y el que avisa, ya sabemos, no traiciona.

En todo caso, ahora el kirchnerismo va por lo que queda y no por “el todo”, porque “el todo” era el 25% de desocupados y el 50%  de pobres que había en 2003, cuando Néstor asumió la presidencia con un 22% de los votos: el volumen de legitimidad popular más débil que cualquier presidente democrático haya tenido en la historia argentina. Ver Infografía "La década ganada" con indicadores sociales y económicos.

Volviendo a aquel 2003, nadie mejor que Ernesto Laclau para describir como fueron aquellos primeros años: “A partir de la crisis de 2001, en la Argentina se vivió una enorme expansión horizontal de la crisis social (las fábricas recuperadas, los piqueteros). Con el ascenso del kirchnerismo al poder, lo que se dio fue la articulación de esa expansión horizontal con una influencia vertical de estos nuevos grupos en el sistema político.” (Diario Página 12, 04/11/11).

El resultado de lo que describe Laclau es la incorporación a la participación política real de aquellos sectores que, antes del kirchnerismo, estaban ajenos a la partidocracia que desde la recuperación democrática sostenía una representación oligopólica de la voluntad popular.

Allí reside el puntapié inicial de la transformación social que practicó el kirchnerismo, basada en una ampliación de derechos civiles y sociales para las clases populares únicamente equiparable con lo sucedido durante el período peronista clásico. Y si las comparaciones son odiosas, el kirchnerismo lo es todavía más. Eso explica la resistencia que el proyecto político de Néstor y Cristina Kirchner encontró en aquellos sectores de derecha recalcitrante que no están –porque nunca estuvieron- dispuestos a ceder ninguno de sus privilegios.

El impulso al revisionismo jurídico en materia de crímenes de lesa humanidad; la independencia económica vía expulsión del FMI; la soberanía política haciendo pito catalán a las corporaciones mediáticas, y la justicia social reload, fueron las cartas de presentación de Néstor Kirchner a través de medidas de gobierno concretas.

A esos trazos gruesos en la política interior, el kirchnerismo le sumó el regreso de la Argentina a un latinoamericanismo puro y duro digno de otros tiempos, digamos, para no entrar en una comparación que le sume nuevos odios (aunque intuimos que José Carlos Mariátegui habrá admirado a Néstor Kirchner desde el lugar en el que se encuentra). El proyecto del ALCA, Área de Libre Comercio de las Américas, puede dar fe de esto desde su descanso eterno en algún lugar del cementerio de Mar del Plata.

Los cuatro años y medio que siguieron a aquel 27 de abril de 2003 sentaron las bases para la creación de un nuevo país, que gracias a la profundización impulsada por Cristina hoy exhibe una realidad económica y social diametralmente opuesta a la que existía entonces. Esto es indiscutible, no hay zócalo que lo cuestione: basta con mirar las infografías que acompañan esta columna para creer o reventar.

En definitiva, a diez años de su aparición decisiva en la arena política nacional, Néstor Kirchner hoy es –papel que va a la parrilla más, papel que va a la parrilla menos- un prócer para la inmensa mayoría de los argentinos.






Multa y denuncia penal a Macri por incumplimiento de deberes .

 POR ACTUAR EN CONTRA DE UNA MEDIDA JUDICIAL VIGENTE

Multa y denuncia penal a Macri

 

   Por Eduardo Videla


Una hora después de que el jefe de Gobierno, Mauricio Macri, asegurara públicamente que había agotado todas las instancias judiciales antes de ordenar la demolición de un taller protegido en el Hospital Borda, la Justicia porteña dictaminó que el procedimiento vulneró una medida judicial vigente, de protección de ese espacio. El fallo, además, le impone una multa de 20 mil pesos por cabeza a Macri, al ministro de Desarrollo Urbano, Daniel Chaín, y al procurador general Gerardo Conte Grand. El lunes, el asesor tutelar Gustavo Moreno presentará una denuncia penal contra el jefe de Gobierno por “grave incumplimiento de los deberes de funcionario público” y “desobediencia a un fallo judicial”.

La Cámara en lo Contencioso Administrativo porteña se expidió anoche rápidamente, en respuesta a presentaciones de Moreno, de la Defensoría porteña y de los diputados Aníbal Ibarra y María Elena Naddeo, para ratificar que está vigente la medida cautelar dictada por ese mismo tribunal el 28 de diciembre último, que suspende el proceso licitatorio para la construcción del denominado Centro Cívico. El tribunal dejó en claro, además, que la revocatoria de la jueza Andrea Danas (en la que se escudó la decisión del macrismo) aún no está firme.

No parece haber sido un acto de distracción o impericia del gobierno. Los funcionarios sabían que había una medida judicial en trámite: apenas dos días antes, el miércoles 24, los camaristas habían realizado una inspección ocular al taller protegido en compañía del procurador Conte Grand, la ministra de Salud, Graciela Reybaud, y el asesor tutelar de Cámara, Gustavo Moreno, quien había solicitado la medida.

“El proceder adoptado (por el Gobierno de la Ciudad) viola las prácticas habituales de actuación en el marco del proceso, conforme al deber de lealtad, probidad y buena fe”, reprochó la Cámara, en un fallo que lleva la firma de los jueces Mabel Daniele y Fernando Juan Lima.

Los camaristas recuerdan que tienen la potestad sancionatoria de “las conductas temerarias o maliciosas” con el objeto de evitar “el perjuicio que de ellas puede derivarse para la instrucción y decisión de los procesos”. Tras estimar que la conducta evaluada “no puede considerarse meramente negligente sino como evidencia de una verdadera intención de desconocer las decisiones” judiciales y que “demuestra la desmesura e inoportunidad del curso de acción adoptado”, resuelve imponer las multas al jefe de Gobierno, al procurador y a la ministra de Salud.

“Este es un hecho inédito: en 26 años de función, nunca vi semejante hecho de desobediencia a un procedimiento jurídico”, dijo Moreno a Página/12. “Y lo que ocurrió es algo aberrante, por el daño que sufrieron tres pacientes indefensos, uno de ellos con once impactos de bala de goma, internado en el Hospital Ramos Mejía.”

La batalla por el espacio del Hospital Borda comenzó el mismo día que Mauricio Macri asumió la Jefatura de Gobierno, en diciembre de 2007. Por entonces se conoció el interés del ministro Daniel Chaín por urbanizar los amplios terrenos parquizados del barrio de Barracas, que forman parte del entorno de los hospitales Borda y Moyano. En septiembre de 2011, Macri y Chaín anunciaron la licitación de las obras del Centro Cívico, con la idea de construir 40 mil metros cuadrados para trasladar allí la Jefatura de Gobierno y cinco ministerios. La obra fue adjudicada a las empresas Teximco SA, Ema SA y Dal Construcciones SA por 369 millones de pesos.
Las obras están previstas en terrenos que pertenecen al Borda, aunque desde el gobierno aseguran que son “aledaños” al hospital. Se trata de tres hectáreas arboladas, ubicadas en el fondo del amplio parque, detrás del centro de salud, donde además se levantaba un enorme galpón, donde funcionaba uno de los talleres protegidos, en el que los internos hacían tareas de rehabilitación.

A partir de 2012, la vicejefa María Eugenia Vidal asumió en persona la negociación con los gremios para obtener su consentimiento para concretar la obra. ATE y la Asociación de Profesionales expresaron su rechazo: no se oponen a un Centro Cívico en el sur de la ciudad pero creen que ese lugar será la cabecera de playa para el desmantelamiento del hospital.
En agosto comenzó el desmantelamiento del taller protegido: operarios del gobierno se llevaron maquinarias para instalarlas en un nuevo espacio, en Brandsen al 2500, a la vuelta del hospital. Desde entonces quedó inactivo, porque en Brandsen tampoco fue habilitado: los pacientes perdieron ese espacio.

Un fallo de la jueza Patricia López Vergara paralizó la licitación hasta que se determine si la obra avanzaba sobre un espacio declarado Monumento Histórico Nacional, sin la correspondiente intervención de la Comisión Nacional de Museos y Monumentos. El recurso fue presentado por el dirigente de ATE Marcelo Frondizi.

Otro recurso fue presentado por los legisladores Naddeo e Ibarra, con el patrocinio de la defensora oficial Mariana Pucciarello, por el daño que la obra implicaría para los pacientes usuarios del taller protegido. También tuvo una resolución favorable. Ambos fallos de primera instancia fueron ratificados por la Cámara el 28 de diciembre, y desde entonces están vigentes, según lo aclaró ayer el propio tribunal.

Un tercer recurso fue presentado por el dirigente Marcelo Frondizi, con el patrocinio de la Asesoría Tutelar, por el desmantelamiento del Taller Protegido 19. La jueza Elena Liberatori ordenó su reapertura, en enero de este año, pero al finalizar la feria, su par Andrea Danas la revocó, al considerar que ese taller había sido reemplazado por el espacio de la calle Brandsen.

“Apelamos esa medida, porque comprobamos que el taller de Brandsen no funcionaba: le falta poner en funcionamiento el ascensor para llegar al segundo piso. Por eso pedimos a la Cámara una inspección ocular, que nos concedió y se hizo hace dos días (por el miércoles)”, informó el asesor tutelar de Cámara. Con el aval del fallo de la Cámara porteña, Moreno presentará el lunes su denuncia penal contra el jefe de Gobierno en la Cámara del Crimen.

Las tardecitas de Buenos Aires tienen ese que se yo!!!!(Balada para una represión)




El arte los ayudaba, los incitaba, los invitaba, este lugar los sacaba de su adentro para encontrarse con el afuera al menos por un rato, compartían, soñaban, pensaban, se enamoraban  desde la cordura de su locura, ya…en la noche que sigue a los ruidos y a los gritos de la tarde  de ayer...de esto, no queda más que la foto, ellos seguramente se preguntaran, ¿quienes son los locos?.....


 



Esta es la policía de Macri, en la ciudad de Macri, en el país de Macri…. Esta es la Argentina NO VIOLENTA, que se diferencia de nosotros ,los K. La que apuesta al dialogo y al amor, la que no quiere el tono subidos de los debates ,ni la arrogancia de la presidenta, la que dice estar por el entendimiento , la que pretenden y defienden él y los 18 A , este es el dialogo del que habla el jefe de gobierno ,el mismo que tuvieron los manifestantes hace días en su marcha pacifica de carteles insultantes y agresiones verbales permanentes, contra Cristina y contra todos nosotros, los que se jactan de ser “el pueblo que piensa “ los que van contra periodistas de canales “no del palo”, como el que pretende algún legislador que arroja botellas a un par, cuando los votos no le sirven y la democracia, menos!!!



Ante lo visto durante todo este día, vale preguntarse……¿Dónde están los cacerolos dialoguistas ,repudiando la represión? Dónde están, los diputados que lloran y profetizan, que no quieren, se lleven la República puesta?, Dónde está la oportunista oposición a Cristina? .... Dónde, los falsos profetas de gorrito que se candidatean ,en el PRO? .Donde está ,el que llama “conchuda hija de puta” con sonrisa cínica, nada menos que la presidenta del país ,el payaso político de Santa Fe, ? Dónde está, el hijo del padre que hacía pasitos burlones para gracia de sus compañeros en la carpa opositora, hace dos días? .Dónde está, el pseudo periodista denunciante de lavados y trampas, ante las balas contra sus colegas ?.Dónde está la lógica, no se!!! ....en el PRO seguro que no!!!...

Queda claro que una hubo una represión programada, deliberada, y siguen como si nada pasara mintiendo antes las cámaras mientras una enfermera pelea en terapia intensiva por su vida, solo por manifestarse y defender su fuente de trabajo y los talleres "protegidos"


Camarógrafos, legisladores, periodista, pacientes, "GENTE TODA", herida, golpeada, patoteada por -"el incidente"- que nos mienten de manera canallesca, la vice jefa de gobierno y los medios de mierda…Cuando el fin de semana ante la lluvia esperada, o cualquier día ,se inunde la CABA ,hablen también de- "la intromisión" -de los vecinos filmando la basura de 3mts de altura que tapa y obstruye las bocas del desagüe del arroyo Vega ,y que se sabe ,con limpiarlas se evitaría en gran parte el caos, (pero Macri necesita se apruebe el negociado de la obra nueva que se viene ) si es dejando que eso pase….. Mejor. Mientan zócalos, que les dan la garantía de canalizar las mentes cerradas como esos desagües, pero cuidado cuando, LOS TAPE EL AGUA.

Macri es un inepto, oportunista, mediocre, burdo, mentiroso y elemental jefe de Gobierno es todo eso y más, su vice jefa, también, el gabinete todo, los emparda.....Su plan de gobierno es acorde a como piensan y como operan, AHORA, ¿donde están los otros? Los comunes, los ciudadanos que dicen quieren ser escuchados en sus demandas con o sin cacerolas. Los que sufrieron pérdidas y quieren solidaridad. Donde los padres que desde el dolor (fueron usados, y lo saben) para cortar la cabeza de un jefe de gobierno, entendiendo que así solucionaban la muerte. ¿Donde los de tragedias similares? Donde la gente que grita- votó democracia verdadera y no “autoritarismo K”, donde están los demócratas solidarios de quienes sufren, defendiendo de a miles en las calles de la CABA, lo poco que tienen los locos? Si no sos parte…SOS PARTE! .Esto apesta y no solo en la cabeza podrida , el efecto manzana se deja ver demasiado . 
Esto es Macri, y esto son sus votantes a los cuales no dejo para nada al margen de responsabilidades!!!.Cuanta indignación, cuanta impotencia, cuanta bronca.... ¿cuanto más?.



 Macri cuando tu hija crezca y quiera ver algo de terror, recomendale esto....
 
 
Contenidos por los enfermeros, los internos del hospital deambularon entre los destrozos de lo que era el Taller Protegido 19, Destruido por operarios del gobierno de Mauricio Macri.( texto y foto de Cronica.com)

Los internos del Hospital José Borda deambulaban este viernes por la noche en los alrededores del Taller Protegido demolido tras la represión de la Policía Metropolitana y los enfermeros intentaban contenerlos y consolarlos.

Los pacientes caminaban junto a los escombros y a las herramientas esparcidas en el lugar, con las cuales trabajaban en el Taller Protegido 19, mientras los efectivos custodiaban el predio.

Liliana, una enfermera que trabaja hace 19 años en el hospital, dijo a Télam que “esto fue un golpe durísimo para todos los pacientes del hospital” y agregó que el taller demolido “era lo que los internos sentían más cercano a un hogar”.

“En el taller profundizaban su proceso de reinserción en la vida cotidiana”, explicó la enfermera y añadió que en ese ámbito “se construían camas, armarios y todo tipo de mobiliario para hospitales de muy buena calidad”.

“Los trabajadores podemos rebuscarnos o buscar otro puesto laboral, pero los pacientes se quedan sin nada, porque hoy no sabemos siquiera donde van a ir a parar todas esas cosas que están a la intemperie”, contó.

Cecilia, otra enfermera que trabaja hace tres años en el Borda, destacó que “esto que pasó es una tragedia, no hay que pensar que esto es un problema para los trabajadores, porque acá el problema es para los pacientes”.

“Ellos encontraban acá un hogar y una familia. Además, es inadmisible la violencia con la que ejecutaron esta maldad”, consideró al enfermera.

La trabajadora contó que esta mañana “muchos pacientes salieron corriendo de sus habitaciones cuando empezaron a escuchar los estruendos y no había forma de regresarlos a sus salas cuando veían que las máquinas destruían esto y que la policía reprimía a sus médicos”.

Asimismo, Cecilia manifestó que “esta noche de guardia será terrible y no quiero pensar en como van a sobrellevar esta pérdida y el trauma de este día y los que vienen”.

En tanto, las siete personas que permanecían desde la mañana detenidas en la Comisaría 4º de la Policía Metropolitana, acusadas de resistencia a la autoridad tras la represión ocurrida en el Hospital Borda, fueron liberadas durante la tarde, en tanto una enfermera que estaba demorada tuvo que ser trasladada a un hospital luego de sufrir una descompensación.

“No nos leyeron los derechos ni nos permitieron hablar con nadie por teléfono, nos tiraron a cada uno en un calabozo separado, como si fuéramos delincuentes”, dijo Cristina Díaz Alen, enfermera y delegada del Hospital Garrahan, una de las detenidas que había acudido a la protesta por la demolición de un taller protegido.

Cristina, que tiene una discapacidad motriz que la lleva a utilizar bastón, relató que fue arrastrada durante “tres cuadras” por efectivos de la Metropolitana que la golpearon, incluso con su propio bastón, la esposaron y la subieron al patrullero sin decir los motivos.

“Yo me acerqué para defender el hospital público y a los trabajadores”, aseguró la mujer quien mostró las lesiones que tenía luego de ser liberada después de permanecer más de siete horas en prisión.

Junto a ella, con la voz quebrada, Karina Maliverti, dirigente de ATE nacional y otra de las detenidas liberadas, sostuvo que “nunca hemos visto una represión así, nos pegaron a todos y cuando llegamos acá no nos dejaban hablar por teléfono”.

“Tienen que saber que mientras ellos sigan haciendo prevalecer los negocios inmobiliarios frente a la vida, la salud pública y los puestos de trabajo de los compañeros, van a encontrar siempre nuestra resistencia”, añadió.

Otra de las demoradas fue Belén Revollo, del Movimiento Popular La Dignidad TV, quien describió que “estaba sacando fotos, haciendo mi trabajo porque soy de un medio popular y me agarraron, yo les mostré mi credencial e igual me detuvieron”.

El último en ser liberado fue el padre de uno de los internos del Borda, quien durante la mañana vio en la televisión lo que estaba sucediendo y decidió acercarse para saber cómo se encontraba su hijo.

“Apenas me estaba acercando y me detuvieron, la policía hace muchas injusticias. Gracias Macri”, dijo irónicamente el hombre que apenas podía expresarse por la angustia que vivió.

Fuera de la Comisaría 4º, ubicada en Zavaleta al 400 en el barrio porteño de Parque Patricios, numerosas organizaciones se agolparon para pedir la liberación de los presos.

En tanto, dentro de la dependencia policial, funcionarios de la Secretaría de Derechos Humanos del Gobierno, diputados nacionales, legisladores y dirigentes sindicales agilizaban las gestiones para lograr la libertad.

La lista de los ocho detenidos se completa con tres médicos y una enfermera del Borda que debió ser trasladada al Hospital Penna por haberse descompensado, ya que es diabética y había sido golpeada durante la represión.

A todos se les abrió una causa por “resistencia a la autoridad y lesiones” que se encuentra en el Juzgado Correccional Nº14.

  (26-4-2013)


Pijama party justiciero , en Plaza de los dos Congresos

Después del éxito del picnic 2008 y de los actos caceroludos de esta semana pasada  y más allá de números que difieren en cuanto a la concurrencia. Lo importante es que profundizaron las ganas de ir por más, la joda del encuentro  les quito años y presiones…Tanto así, que redoblaron la apuesta y llamaron a un pijama party justiciero,  en la plaza de los dos congresos…

Será una noche larga y el debate será más largo todavía ,hay que poner un poco de humor y distender,porque juegan demasiado sucio y enferman,saturan, aburren, cansan, se imponen recreos (cortos)
pero recreos al fin,  para llegar al final del ciclo ,porque  estamos en año clave, de renovación de cámaras y porque sabemos que la desperación los carcome , lo mejor está por venir……con ellos y su estilo, lo  peor... también....


Voy  a representarme la siguiente escena. Les pido ... si tienen ganas ,pongan un poco de voluntad para imaginarla conmigo 


Una gran bandera roja con lainscripción “Izquierdas contra lo que venga ”,  se entremezcla con el verde de los árboles, yel blanco de la carpa …

Los coros de las  voces del grupo Pando, se escuchan fuertemente invitando a pasar una velada agradable.

Moyano ,para no ser menos ,agarra la guitarra y acercándose al fogón que preparo la gente del Pro ,arranca con las estrofas de “Para el pueblo, lo que es del pueblo”, del tano Piero.. Al grito de -canten pu...!!!
Lanata con su dedo -medio-,acalambrado  de tanto tenerlo en alto,pregunta a Pino, si sabe donde está el CEO , Pino quien ahora  es amigo y compañero de Elisa ,lo ignora por miedo a que le pitonisa se le escurra por los costados …

De Angelis, va detrás de Pato Bullrich, y espera horas hasta que la piba encuentra  entre las pilchas, cual es la pechera que letoca en esta ….Alfredito procura  convencerla para que se presenten al casting de votando por un sueño 2015,con  el mediático Altamira como pareja.

Vilma Ripoll y el bulldog LópezMurphi, se toman unos mates mientras, Luisito Barrionuevo se acerca y les pregunta, ¿les conté el chiste del boludo que quería dejar de robar por dos años?

Laurita Alonso , casi tímidamente siguiendo consejo de su asesor de bloque ,de bajar el perfíl  luego del encontronazo con el Cuervo  ,se  les suma y les propone cantar algo de Sui Generis, a lo que  Binner  le contesta, dale ,pero cantemos ....una que sepamos todos!!!

Blumberg, se  anota como siempre sin que lo llamen  y  muy  enojado , acota... no cantemos nada de esos dos !!! Charly García ,anda en la droga y además es un chico muy raro.

Alderete ,piquetero travieso  clasista y combativo si los hay, para cortar la mala onda que se está generando, argumenta estar aburrido  de cantar y propone rememorar viejos tiempos,jugando a quemar pastitos.

Ricardito, despistado y tarde  como siempre ,sale de la carpa  al grito de ...“LA CASA ESTÄ EN ORDEN ;Y EL BULTO TAMBIÉN”... desmintiendo así, fotos comprometedoras que lo acercaban a Prat Gay de una manera
“non sancta” , y el Momo  agrega  che, no aprieten el pomo ...que no es carnaval !!!….

Las horas transcurren los ánimos se van aplacando, Carrió ya aburrida  y sin amón para desgustar, se distrae pensando en un retiro espiritual ,una nueva denuncia y un curso intensivo de autoayuda para vencer la adicción a la camasolar, mientras trata de recordar ,que le dijo  su mentalista -Botellita.

Vilma Ripoll,ya sin el mate, mira casi con culpa a  Biolcati, pensando que ya es tiempo de tomar distancia, o al menos simularlo  y que puede ser efectivo,organizar escraches para la próxima exposición en la rural.
Y su vez Biolcati leyendo pensamiento  y  mirando socarronamente a todos, toma cuenta que falta poco para la nueva muestra de ganadería, que hay que juntar platita,y de paso ver si pueden  dar una mano,para tapar un poco el inmenso pozo que quedo en los terrenos que obtuvieron gracias a las roscas con el Caaarlos

Buzzi y De Angelli, entrecruzan miradas como diciendo ¿cuál de los dos se va a quedar ? con el premio,
por engrupir a la gilada...

El  pobre colorado, no tiene con quien hablar, se quedo solo ,desde que se sumo  a la joda  y no deja de preguntar …¿ ella o yo?.

Gil Lavedra, haciendo gala de la primer parte de su apellido compuesto, se duerme una buena siesta……

Todos saben que falta bastante.Necesitan encontrar algo que los entretenga hasta la mañana.

Después de un rato de silencio  Piumatto (mientras  prepara mentalmente el próximo paro ) propone corear el tema que más los identifique con las épocas de aguerrida militancia,(eso les daría pila para las horas que faltan),
A lo que los compañeros se suman entusiasmados. Después de tomar aire, todos juntos comienzan a cantar
” Yo tengo Fe"....... que todo cambiara ♪ ♫ ♩♬ del combativo ,Palito Ortega….

Ya  entrada la noche , la mayoría duerme, menos los 4 dirigentes del agro representantes dignos de la SRA , quienes tomando un delicioso  café y calculando el precio de la soja ,  se miran y uno de ellos pregunta.
Che ,jugamos, “AL ESTANCIERO”, sin obtener respuesta  porque  Viky Donda  interrumpe con un llamado masivo que contagia multitudes…" NO!!!  mejor,"Vamos a  portarnos mal” ...

Lo bueno de todo, fue que en  pleno otoño, la temperatura los acompaño y con sol radiante y casi 27 grados....les toco lo que  se dice…. UN VERDADERO  DÍA PERONISTA!!!!!  :)

Las situaciones, son ficticias....La absurda realidad. NO...

La marcha de moyano arrancará a las 12,mientras que los opositores y ruralistas,se convocaron a las 17 horas...


Claudia Meiss- Abril 24-2013
/modificación del picnic retencionista de Julio de 2008.

El círculo perfecto( El secreto club de la derecha que reúne a Carrió, Sanz y Martínez de Hoz.



El senador Sanz ,quien opina que la economía  esta mal pero desea lo siga estando para tener chances de cara a Octubre , porque de mejorar …”no sabe que puede pasar en las próximas  elecciones”, parece no preocuparle ,que a  SU PRESIDENTE,  y partido por el que está ocupando una banca , lo  haya tumbado un golpe económico asociado a lo más nefasto de la política. ¿Va   por  emularlos? , asociado a aquellos  que lo hicieron,  y bueno mientras no debilite su pertenencia exclusiva al club de la derecha, quizás lo demás no importe …(cm)

(Esta nota del 2011 no tiene  desperdicio  ni manera de no ligar este pasado a nuestro presente)

El secreto club de la derecha que reúne a Carrió, Sanz y Martínez de Hoz.
 
Fue fundado en 1882 por Mariano Paunero y nucleó a Julio Argentino Roca padre e hijo.
Se trata del Círculo de Armas. Funciona en plena calle Corrientes, aunque nadie lo sabe. Brindaron con champán todos los golpes de Estado, rechazan a los defensores de los Derechos Humanos y a las mujeres, con excepciones. 


A cuatro cuadras del obelisco funciona un club, que algunos llamarían secta, y casi nadie conoce. No es religiosa, sino política. En Corrientes 671 se levanta un caserón estilo francés de dos pisos, con rejas negras, que esconde al club social más golpista y reaccionario del país. Aquí, hace 80 años, brindaron por la caída de Hipólito Yrigoyen, bendijeron el modelo agroexportador y festejaron todas las interrupciones democráticas posteriores.

El tradicional Círculo de Armas fue fundado en 1885. y sus mesas reunieron a nefastos personajes que colaboraron en la debacle nacional: desde el abuelo del actual diputado macrista, Federico Pinedo,  hasta Julio Argentino Roca, José Alfredo Martínez de Hoz y Carlos Pedro Blaquier.
A escasos 100 metros, en Florida 460, tiene sus oficinas la Sociedad Rural Argentina, con la que comparte algo más que el vecindario. Los une la misma historia, valores y hasta fundadores. De hecho, al menos seis apellidos (Sundbland, Olivera, Mexía, Casares, Blaquier, Acosta) fueron presidentes de la entidad ganadera y fundadores del Círculo de Armas.
A simple vista, no llama la atención. No hay carteles ni placas. Sólo las iniciales doradas sobre una alfombra roja y el nombre de los arquitectos tallado en la pared.  

Un joven de impecable traje oscuro baja las escaleras y antes de retirarse le devuelve una corbata celeste al hombre que custodia la puerta de entrada. Se la había prestado para ingresar. Él es el encargado de pedir el carnet a los socios. A los viejos conocidos, les hace una venia y los deja pasar. A los que no identifica, los detiene en la puerta y les pregunta el apellido.
El guardián, calvo y de punta en blanco, filtra quién entra y quién no al club donde se reúne lo más rancio y conservador de la sociedad porteña: desde militares retirados hasta embajadores, pasando por políticos en actividad y empresarios. 

Aunque los diplomáticos que defienden las causas por los Derechos Humanos tienen el rechazo del Círculo garantizado: el ex embajador en Francia, Archibaldo Lanús, lo sufrió en carne propia cuando en 2004 le denegaron la admisión por colaborar con la justicia argentina al prestarle la sede de la embajada en París para tomar declaración a un acusado de delitos de lesa humanidad. En diálogo con este diario, Lanús los criticó duramente: “Pensaron que estaba cerca del gobierno de Kich-ner porque en ese momento había un auge por la reapertura de los juicios. Son momios y pobre gente que se escudan en el anonimato para expresar su resentimiento.”
“Sin traje y corbata aquí no se puede ingresar. Menos si no es socio”, repite una y otra vez el custodio de traje blanco.

Hay un código de vestimenta que respetar: saco y corbata en los salones principales, excepto para ir a las salas de deporte. Mujeres, abstenerse.
Si bien por teléfono informan que existen “nueve mesas para no socios y siete para socios” y que se puede almorzar de lunes a viernes, la realidad cambia cuando uno llega al lugar. Para cada reunión (más allá de ser socio) se debe concertar cita y reservar un espacio en los eventos.

“‘Debe haber una confusión. Aquí sólo pueden pasar al comedor los socios o gente que viene especialmente invitada por ellos. Y menos así vestido… hay que venir bien arreglado, de traje y corbata’, explica la gerenta del lugar”, aseguró a este cronista el hombre que hace de filtro.
En diálogo con Tiempo Argentino, un joven socio, que porta apellido ilustre y pide reservar su identidad, reconoce que el hermetismo de lo que sucede puertas adentro es total y explica la cuestión hereditaria: “Los hijos varones de cada familia heredan el título de socio, pero si resulta que el perfil no es conveniente para la reputación institucional, puede que no lo admitan y quede invalidada su membresía.”

Si bien oficialmente figura inscripta como una asociación civil sin fines de lucro dedicada a “servicios de organización, dirección y gestión de prácticas deportivas y explotación de las instalaciones”, en realidad cumple un papel más ideológico que recreativo.
 De bajo perfil y camuflada bajo la práctica de la esgrima, el Círculo funciona como un núcleo duro del poder político y económico. Sus propios integrantes así lo confirman: “Es un club social, de reunión y lobby. Se organizan muchas reuniones de trabajo, sobre todo del sector agropecuario y con fines políticos”, confiesa otro socio que frecuenta sus pasillos. Y suele verse almorzando a gran parte del abanico opositor y a los popes del establishment local: por allí desfilaron Martín Redrado, Santiago de Estrada, Federico Pinedo, Ernesto Sanz, Enrique Olivera, Ricardo López Murphy, Elisa Carrió, Carlos Pedro Blaquier, Eduardo Constantini y Alejandro Bulgheroni.
 La mayoría de estas figuras son invitadas a “intercambiar pareceres sobre los destinos del país y el mundo”, afirma la misma fuente.

El club tiene un fuerte sesgo machista: las mujeres sólo pueden ingresar como invitadas a ciertas reuniones y no se las acepta como socias. La decisión obedece a una raíz histórica: los Paunero, la familia fundadora, tenían un fuerte vínculo con la masonería de la época y estaban inspirados en la filosofía de los clubes ingleses, que eran exclusivos para caballeros.

Lo curioso es que a este particular club no le interesa tener nuevas afiliaciones. Cuenta con 300 adherentes y el estatuto fija un límite: “El tope es de 400 para mantener el perfil y la exclusividad que exige cada uno de ellos”, relata a Tiempo un miembro que brinda su testimonio a cambio de mantenerlo en el anonimato.

A pesar de que la historia oficial cuenta que el nombre Círculo de Armas responde a la práctica deportiva de esgrima, por lo bajo dos socios afirman lo contrario:  “La mayoría de los fundadores eran generales y coroneles de las tres fuerzas, y hasta hoy muchos de ellos forman parte del club.”
Sea cual fuere el origen, ser miembro del Círculo es casi una misión imposible, ya que un severo proceso de selección se encarga de filtrar quién entra y quién no. Si alguien quiere hacerlo, además de estar en condiciones de pagar cerca de $ 700 mensuales, debe ser recomendado por cinco socios con antigüedad mayor a dos años, cuya solicitud será sometida a votación de todos los miembros. Previamente se exige enviar una carta de presentación dirigida al director. A partir de allí, se evalúa el ingreso.

Como lo hacían las viejas logias, y aquí otra vez se deja ver la influencia masónica, el procedimiento de selección es mediante bolillas blancas o negras. ¿Cómo funciona? Cada uno de los integrantes del círculo deposita su bolilla en relación con determinado solicitante. Si todas resultan blancas, el postulante es aceptado. Y por cada bolilla negra, el pretendiente debe lograr cinco blancas. Si no lo logra, es automáticamente rechazado. Todo esto ocurre bajo la estricta evaluación de los socios más antiguos.
El sectario club fundado por el abogado conservador Mariano Paunero, que cobija en sus filas a la derecha procesista del país, tiene actividades reducidas pero intensas: cuenta con una sala de juegos de azar donde hay mesas de paño y se juega a las cartas, sobre todo al póker. Cuentan los viejos tertulianos que el escritor Manuel Mujica Láinez perdía siempre y que “Julito”, el hijo del ex presidente Julio Argentino Roca, era un jugador empedernido. También se puede beber, disfrutar el sauna, comer, practicar squash, esgrima y hacer yoga. Es famoso, además, por contar con acuerdos de reciprocidad con los clubes más selectos del mundo. 

Por sus alfombras  pasaron el duque de Windsor, el escritor francés Anatole France, todos los Martínez de Hoz, Marcelo T. de Alvear, Roque Sáenz Peña y los recién mencionados Roca padre e hijo. Hasta lo visitaron el príncipe Guillermo Alejandro de Holanda y su prometida, la argentina Máxima Zorreguieta. Fueron a almorzar el jueves 8 de noviembre de 2001, tres meses antes de contraer matrimonio. El vínculo con la entidad lo habría generado el padre de la novia, Jorge Zorreguieta, ex secretario de Agricultura y Ganadería durante el gobierno militar de Jorge Rafael Videla.

El auge y desarrollo de la entidad coincidió con la puesta en marcha del modelo agroexportador que impulsó la Generación del ’80. Fue en esa década cuando la élite empezó a nuclearse entre sí para disfrutar de actividades de recreación como fútbol, rugby, criquet y carreras de caballos.
Al despuntar el siglo XX, la clase alta porteña comenzaba a mirarse cada vez más en el espejo europeo y a participar de reuniones acotadas a su círculo social.
Era el tiempo en que las familias patricias del país viajaban a Europa con la vaca en la bodega de los barcos porque la calidad del ganado local era muy superior. Sus hijos se divertían a bordo arrojando manteca al techo para ver cómo resbalaban los mozos por el piso.

El primer golpe de Estado en la argentina moderna tuvo al Círculo de Armas como uno de sus principales refugios intelectuales. Allí se reunían civiles y militares para orquestar la interrupción democrática del segundo gobierno de Hipólito Yrigoyen, inaugurando lo que se conoció como la Década Infame. Entre las personalidades de entonces estaba el abuelo del actual diputado macrista Federico Pinedo, luego ministro de Hacienda del gobierno de facto de Agustín P. Justo y Leopoldo Melo, tristemente célebre por aplicar bajo su gestión al frente del Ministerio del Interior el sistema de tortura y persecución a los opositores.

El 6 de septiembre de 1930, el mismo día que el general José Félix Uriburu tomó el poder por la fuerza, una multitud asaltó el domicilio particular de Hipólito Yrigoyen y destruyó e incendió sus muebles y papeles particulares. Por la noche hubo un banquete en el Círculo de Armas para festejar el triunfo. Todos escucharon con atención a un Julio Argentino Roca (h) exultante, quien dos años después sería vicepresidente del gobierno de facto de Agustín P. Justo: “Hoy he vivido uno de los momentos más emocionantes de mi vida, solo, en un profundo recogimiento, frente al espectro de mis mayores, que parecían vindicarse del caudillo oscuro que les infirió el agravio de su barbarie.”

Aquel espíritu conservador, pro militar y antidemocrático se mantuvo inalterable a lo largo del tiempo. Y son los actuales miembros del Círculo los encargados de preservar la tradición y los ideales que dieron origen a la institución. Sobre todo coinciden en exaltar un sentimiento que nació en los ’40 y se profundizó en los ’50: el odio visceral hacia el peronismo. La llegada de este movimiento político, económico y social al poder no fue una buena noticia para los que allí se reunían, a pesar del origen castrense de Perón. Ellos añoraban el modelo agroexportador que los había llevado a tener un estatus social equiparable a las más distinguidas familias del Viejo Continente. Su proyecto de Nación iba a contramano del florecimiento de los nuevos sindicatos impulsados por el auge de la industrialización del país. 

“Cómo habrán sido de fanáticos que, al principio, hasta al propio Martínez de Hoz lo tildaban de industrialista”, cuenta un viejo conocedor de la historia del Círculo, que vio allí cenar varias veces al ex ministro de Economía.

La primera sede estuvo ubicada en la calle Sarmiento, entre Florida y Maipú. Pero la mudanza llegó pronto. Como los salones no fueron suficientes para contener a todos los interesados en practicar deportes, en 1910 se iniciaron las obras en la casa actual, dirigidas por el arquitecto Eduardo Sauze, que finalizaron dos años después.



Los muebles y la decoración estuvieron a cargo de Hampton & Sons LD, una de las firmas más prestigiosas del mundo, con sede en el corazón de Londres, y aún hoy siguen intactos.
Se destacan los tapices cuzqueños del siglo XVIII, pinturas del XIX, fina vajilla francesa y un lujoso mobiliario inglés y francés. Tiene un salón de lectura, otro de juegos, un amplio bar, un comedor, canchas de squash, gimnasio, biblioteca y cuatro dormitorios.

De ellos se enorgullece el actual titular del Círculo de Armas,  Jorge Otamendi, abogado egresado de la Universidad Católica Argentina y miembro del Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires y de la Asociación Argentina para la Protección de la Propiedad Industrial.
Como dato de color, en la parte más frívola del curriculum del actual titular, figura que es suegro de la modelo Geraldine Neumann, hermana de Nicole: ya que su hijo, Jorge, es músico y tiene dos hijos con la modelo. 

En contraposición, en la parte más delicada de su vida laboral se destaca que trabajó bajo las ordenes de José Alfredo Martínez de Hoz durante la dictadura militar más sangrienta de la historia contemporánea argentina, ya que  fue asesor del secretario de Desarrollo Industrial entre 1979 y 1981, y asesor del subsecretario de Economía, en 1982


Fuente :
Fernando Pittaro (elargentino.com)
Publicado el 17 de Abril de 2011

Eduardo Aliverti... audio de los editoriales de Abril- ( Marca de Radio 2013 )


Editoriales de Eduardo Aliverti, Abril 2013-Marca de Radio.(Sábados de 10 a 13, radio La Red)

Otra vez, la antipolítica-  6/4/2013.

Opinar al cabo y aún en medio de una tragedia, del tipo de la vivida por porteños
y bonaerenses, presenta el nada grato desafío de que las palabras justas o atendibles
que uno pueda encontrar -políticamente hablando- no choquen contra las lastimaduras,
muchas de ellas terribles, irreparables, de tanta gente. Los momentos como éstos suelen ser una invitación a desbocarse, y de hecho fue lo que sucedió. La referencia no alude a las víctimas, que están en todo su derecho emocional de explotar y agarrárselas con quienes les parezcan. Y tampoco remite a esos guapos del anonimato que circulan por las radios y las redes sociales sin parar un segundo, cargados de odio también de modo constante respecto del tema que fuere y,
siempre, con alguna solución a mano que nunca es otra cosa que matar a alguien,
putear a la bartola, gritar que se vaya éste, aquél o aquélla. Las víctimas son gente que
está desesperada y se merece atención y respeto digan lo que digan.
Los segundos son intelectualmente inimputables y no vale la pena detenerse 
en ellos más que para preguntarse cómo pueden vivir así, militando en el rencor, ya sea cuando son mosquitos auténticos con nada mejor para hacer o cuando se trata de operadores de usinas programadas. 
Ni a los unos ni a los otros puede pedírseles reposo analítico.
Pero sí a quienes tienen el compromiso de gobernar. Y a los comunicadores que deben
producir e informar para, en el mejor de los casos, juzgar sólo después. 










..............................................

 Una crítica desleal- 13/4/2013.

¿Cuáles antecedentes habrá de que una medida de Gobierno (no éste en
particular: cualquiera) haya sido cuestionada, desde la unanimidad opositora, sólo “por
las dudas”? ¿Cuántas veces pasó que sea virtualmente imposible encontrar una, apenas
una fundamentación técnica para contraponerse a tal o cual acción del oficialismo de
turno? Pero sobre todo, ¿se tiene registro de que haya habido alguna oposición de
turno capaz de reconocer que de eso se trata? ¿Admitir que únicamente es cuestión de
me opongo porque me opongo?




..............................................

No está Tinelli- 20/4/2013


Si la manifestación del jueves fue antigubernamental u opositora es una discusión
interesante y, más que cuando el 13S o el 8N, vale la pena prestarle atención. Por lo
pronto, fue casi el único episodio capaz de cambiar el eje, excluyente, que trazaron los
medios a lo largo de toda la semana. Pero su efecto duró la cobertura del momento, las
observaciones del día siguiente y las que subsistan hoy y mañana. Y no es de esperar
que suceda algo diferente tras el fallo por el asesinato de Mariano Ferreyra, que este
programa abordará en forma particularizada y que anoche estableció otra breve pausa
en la monomanía de los medios




Estos fueron unos días informativamente muy ricos, en cantidad y calidad. Sin
embargo, el cambalache en que derivó un informe del programa televisivo de Jorge
Lanata hizo parecer todo lo contrario. El debate por la reforma judicial, además de las
intervenciones legislativas durante su sanción, tuvo un pico a través del cruce entre
Julián Álvarez, secretario de Justicia, y el colega Horacio Verbitsky, presidente del
Centro de Estudios Legales y Sociales, acerca de cuál letra sería mejor para precisar el
uso de las medidas cautelares. Mediática, lamentable y previsiblemente, ese
intercambio de opiniones, sustancioso, fue relegado en función de determinar si es el
funcionario o el periodista quien mejor expresa los deseos presidenciales; si acaso
Verbitsky entró en cortocircuito con la jefa de Estado; si La Cámpora avasalló al
ministro del área, y otras especulaciones que nada tienen que ver con el fondo de la
cuestión. Hace ya rato que las formas importan más que la profundidad, debido al
vértigo impuesto por los medios para estimular el poco de todo y mucho de nada. Si ya
venía siendo así, gracias a la ausencia de representatividad política conservadora y su
reemplazo por operaciones periodísticas, la guerra de intereses entre el Gobierno y una
corporación mediática lo acentuó. El fallo de Cámara que dio la razón al Grupo Clarín,
en su disputa por la ley de Medios, es de una naturaleza que desafía la posibilidad de
hallarle adjetivos. Cualquiera suena escaso. Una de las argumentaciones de la
camarista María Susana Najurieta es que proveer de televisión abierta y servicio de
cable resulta “inherente al negocio”, con lo cual -en cuanto a sentencia tribunalicia-
probablemente haya establecido un récord de posicionamiento ideológico. Lo más
panchos, la jueza y sus pares firmantes dicen así que los derechos de un grupo
corporativo están constitucionalmente por encima de la administración del espacio
comunicacional común a toda la sociedad. Como quiera que sea, la cosa terminará en la
Corte Suprema. Y habrá de verse si esa última instancia también se anima a favorecer
la avidez de una empresa, contra la razón de una ley votada hace casi cuatro años; que
el relator de las Naciones Unidas para la Libertad de Expresión, Frank La Rue, calificó
 como “ejemplo a imitar para todo el continente y otras regiones del mundo”; que fue
precedida y aportada por foros de debate en todo el país. 

Mientras tanto, y frente a semejante fallo que alude, vaya, a los intereses de “la
prensa libre”, cabe preguntarse por chiquicienta vez: ¿esta es la Justicia arrinconada?
¿Este es el periodismo amenazado? ¿Éstos son los graves riesgos que se ciernen sobre
los cruzados de la ciudadanía independiente? Es de reiterar que, francamente, estamos
ante una dictadura muy curiosa. Se sale a la calle a manifestar libremente contra el
Gobierno. Los medios -incluyendo los oficialistas- le dan inmensa cabida y hasta se
sumergen en cadena nacional, sin ocultar insulto alguno, sin privarse de dividir la
pantalla para dar cuenta de que la protesta es nacional, sin carecer de movileros
exasperados. Les acontece el fallo a favor de la corporación. Tienen todos los fierros a
su albedrío para decir que hay clima de fin de época, que vivimos en un antro de
corrupción oficial, y antes que Cristina es bipolar, y entretanto que se sufre un régimen
fascista. No se ha visto -también se dijo y también debe reiterarse- un grado siquiera
similar a éste, respecto de agresión prosaica o intelectualizada contra una gestión
gubernamental. En los medios privados desfilan las gentes cuya comprobación ejecutiva
huyó en helicóptero, las gentes de las recetas liberales que a la vuelta de la esquina
incendiaron al país, las gentes encausadas que abrazan a Tribunales, los progres
noventísticamente ninguneados por la prensa a la que ahora rinden pleitesía, la
izquierda radicalizada que consigue sus dos minutos de fama con los tipos que los
verduguearon toda la vida. Se juntan el rabino Bergman y Raúl Castells, Binner y Macri,
Carrió y Solanas, el hijo de Alfonsín con De Narváez. Y tienen cámara en continuado; y
hablan como si sus gerencias fácticas o de presunto liderazgo moral no hubiesen
existido, más que para pasar papelones históricos. ¿Qué dictadura es ésta? ¿Cuál es la
asfixia?

Esa banalidad analítica tiene parangón con lo mediatizado de la semana. Testigos
que dicen y se desdicen al día siguiente, farandulización del tema, casamiento entre
frivolidad y corrupción, pruebas truchas, espectacularizar periodismo de investigación
para que la espectacularidad sea la periferia y no el centro; animadores televisivos que
se matan entre sí porque cada quien dice que la tiene más larga que el otro, cuando
todos –quien más, quien menos- responden a los intereses de la patronal que los
contrata, sin importar si en lo profundo creen algo de lo que dicen. O si todo lo que
dicen es regenteado por el interés corporativo. Si se apunta que es el Fariñagate, es
una operación del kirchnerismo para minimizar el caso. Si se acepta que es el
Lázarobaezgate, o la corrupción K, o algo por el estilo, hay la duda de si no se entra en
el juego de los intereses de Clarín,porque la contundencia aportada por un show
televisivo se remite a las declaraciones de unos perejiles mediáticos, protagonistas de
programas de chimentos. Todo puede ser. Si es por la evaluación personal, sale decir
que correspondería creerles a todos, no creerle a ninguno y finalmente sacar las
cuentas ideológicas. Sobre los empresarios amigos y apañados por el kirchnerismo, se
conoce o se sabe que hay varios (aunque se los marca como si la oposición proviniese
del sexo de los ángeles, y Macri no estuviera procesado; y Binner no formara parte de
un partido y gobernación ligados por acción u omisión a delincuencia policial,
narcotráfico y demases; y los radicales, y los llamados peronistas disidentes, fuesen
 algún ejemplo de incorruptibilidad: escucharlo al titular del sindicato de peones rurales,
el Momo Venegas, hablando del avance absolutista sobre las instituciones de la
república, provoca escalofríos). Si el oficialismo no es justamente una selección de
bibliotecarios noruegos, nadie, que no sea una ameba, puede engañarse acerca de la
credibilidad total de los comunicadores empleados por los grupos enfrentados al
Gobierno.

Apartemos, por inútiles, los cálculos numéricos sobre las marchas callejeras del
jueves. Que si más que el 8N, que si menos, que si esta vez bastante más en las
ciudades del interior pero bastante menos en la Capital. Cualquiera sea la cifra de
manifestantes que desee tomarse, no se pueden negar ni su renovada exposición, ni su
flaqueza política, ni la imposibilidad de que se apropie o impulse del número alguna
fuerza o figura opositora. Fue, de nuevo, una demostración muy estimable, que enuncia
el hastío o las ganas de cambio del 46 por ciento que no votó a Cristina. Y tanto como
eso, reflejado en tanta gente que no disponía de un orador o declaración de cierre, que
caminaba hacia todas partes y hacia ninguna, que no tenía un solo mandato unificador,
fue una expresión de impotencia. Porque es eso, impotencia, que no se esté
enamorado de nada sino embroncado con todo. Fue una marcha contra el Gobierno y
contra la yegua en particular, ni dudarlo. Del mismo modo, cada zócalo de la tele, y
cada título de informativo, y cada comentario de los periodistas opositores, y cada
producción o gesto que venga de ese palo, persiguen socavar al oficialismo y hay
gente, mucha gente, muchísima, que se ve representada en esa horadación. Pero
después no sabe a dónde ir. Y si no se sabe a dónde ir, se termina yendo a ninguna
parte. O a alguna peor de lo que hay. La manifestación del jueves no había concluido
cuando todos los referentes mediáticos de la oposición ya estaban despegándose entre
sí. Macri directamente no fue, a pesar de haber convocado; tampoco De Narváez, que
ni se saluda con el intendente porteño; unos radicales explícitos y unos socialistas
apasionantes aclaraban que estaban ahí nada más que para el acompañamiento,
porque de alguna idea concreta mejor ni preguntar. Las, llamémosle, consignas de la
salida a la calle, volvieron a no resistir un argumento contrario. Libertad, basta de
corrupción, justicia y prensa independientes, etcéteras, son un recitado de manuel
escolar. Y entonces no se entiende muy bien de qué hablan cuando hablan de que el
Gobierno escuche a “la gente”. ¿Qué tendría que hacer para admitir que escucha?
¿Derogar la asignación universal por hijo para que no haya más mujeres que se
embarazan por el plus, diría Del Sel? ¿Retroceder con la ley de Medios? ¿Eliminar las
retenciones agropecuarias? ¿Dar conferencias de prensa? Y si en efecto hubiera un
empresario corrupto deschavado por un informe televisivo de un canal opositor, ¿qué
tiene que hacer el Gobierno? ¿Irse? ¿Para que lo sustituya quién, cómo, cuándo, para
qué? ¿De qué hablan?
Como no hay respuestas ni lejanamente serias en torno de esa bronca afligida,
dispongámonos, quizá, a que lo vivido esta semana se convierta en un paisaje cuasi
permanente. Divertirse con la política y putear por putear. No debe olvidarse que no
está Tinelli


Fuente :
http://www.marcaderadio.com.ar/