Día de la Victoria ...De las reflexiones de Fidel al discurso de Pútin



El 9 de mayo de 1945 a las 2:10 de la madrugada, hora de Moscú, la sonora voz del famoso locutor de radio Yuri Levitán anunciaba: "Alemania ha sido completamente derrotada".
En Berlín era firmada el acta de rendición incondicional de Alemania.



Reflexiones de Fidel


Dos días antes de este  aniversario , Fidel Castro escribía:

El 9 de mayo, se conmemorará el 70 aniversario de la Victoria del pueblo soviético en la Gran Guerra Patria. Dada la diferencia de hora, cuando elaboro estas líneas, los soldados y oficiales del Ejército de la Federación de Rusia llenos de orgullo, estarán ejercitando en la Plaza Roja de Moscú con los rápidos y marciales pasos que los caracterizan.

Lenin fue un genial estratega revolucionario que no vaciló en asumir las ideas de Marx y llevarlas a cabo en un país inmenso y solo en parte industrializado, cuyo partido proletario se convirtió en el más radical y audaz del planeta tras la mayor matanza que el capitalismo había promovido en el mundo, donde por primera vez los tanques, las armas automáticas, la aviación y los gases asfixiantes hicieron su aparición en las guerras, y hasta un famoso cañón capaz de lanzar un pesado proyectil a más de cien kilómetros hizo constar su participación en la sangrienta contienda.

De aquella matanza surgió la Liga de las Naciones, una institución que debía preservar la paz y no logró siquiera impedir el avance acelerado del colonialismo en África, gran parte de Asia, Oceanía, el Caribe, Canadá, y un grosero neocolonialismo en América Latina.

Apenas 20 años después, otra espantosa guerra mundial se desató en Europa, cuyo preámbulo fue la Guerra Civil en España, iniciada en 1936. Tras la aplastante derrota nazi, las naciones cifraron sus esperanzas en la Organización de las Naciones Unidas, que se esfuerza por crear la cooperación que ponga fin a las agresiones y las guerras, donde los países puedan preservar la paz, el desarrollo y la cooperación pacífica de los Estados grandes y pequeños, ricos o pobres del planeta.

Millones de científicos podrían, entre otras tareas, incrementar las posibilidades de supervivencia de la especie humana, ya amenazada con la escasez de agua y alimentos para miles de millones de personas en un breve lapso de tiempo.

Somos ya 7 300 millones los habitantes en el planeta. En el año 1800 solo había 978 millones; esta cifra se elevó a 6 070 millones en el año 2000; y en el 2050, según cálculos conservadores, habrá 10 mil millones.

Desde luego, apenas se menciona que a Europa Occidental arriban embarcaciones repletas de emigrantes que se transportan en cualquier objeto que flote, un río de emigrantes africanos, del continente colonizado por los europeos durante cientos de años.

Hace 23 años, en una Conferencia de Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo expresé: “Una importante especie biológica está en riesgo de desaparecer por la rápida y progresiva liquidación de sus condiciones naturales de vida: el hombre.” No sabía entonces sin embargo cuan cerca estábamos de ello.

Al conmemorarse el 70 aniversario de la Victoria en la Gran Guerra Patria, deseo hacer constar nuestra profunda admiración por el heroico pueblo soviético que prestó a la humanidad un colosal servicio.

Hoy es posible la sólida alianza entre los pueblos de la Federación Rusa y el Estado de más rápido avance económico del mundo: la República Popular China; ambos países con su estrecha cooperación, su avanzada ciencia y sus poderosos ejércitos y valientes soldados constituyen un escudo poderoso de la paz y la seguridad mundial, a fin de que la vida de nuestra especie pueda preservarse.

La salud física y mental, y el espíritu de solidaridad son normas que deben prevalecer, o el destino del ser humano, este que conocemos, se perderá para siempre.

Los 27 millones de soviéticos que murieron en la Gran Guerra Patria, lo hicieron también por la humanidad y por el derecho a pensar y a ser socialistas, ser marxistas-leninistas, ser comunistas, y a salir de la prehistoria.

Fidel Castro Ruz
Mayo 7 de 2015


70 años del fin de la Alemania nazi


La templada mañana moscovita vio cómo la gente comenzaba a echarse a la calle: algunos en pijama, otros impecablemente vestidos. Al caer la noche la Plaza Roja bullía: todo el mundo bailaba, se besaba y reía; el cielo estaba iluminado por fuegos artificiales. Pero la alegría de la victoria no podía eclipsar la amargura de las pérdidas que había sufrido el país. Millones de personas habían muerto; numerosas ciudades, pueblos y aldeas habían quedado en ruinas.
La Gran Guerra Patria (la parte de la Segunda Guerra Mundial que empezó para la URSS en 1941) unió a todo el país y sigue siendo una parte integral importantísima de la conciencia rusa.

La invasión de la Unión Soviética por las fuerzas del Eje lideradas por los nazis el 22 de junio de 1941 acarreó cinco años de horror, devastación y la mayor fuente de derramamiento de sangre jamás vista en la historia de la humanidad.

La muy reñida victoria costó a los soviéticos más de 27 millones de vidas, con pocas familias que no hubieran perdido a un ser querido en la guerra. Por lo tanto, el 9 de mayo (conmemorado como el Día de la Victoria en Rusia) es una celebración con los ojos llenos de lágrimas, como dice una canción popular de la posguerra, que cuenta la historia del dolor colosal, del heroísmo, de la valentía personal y de la supervivencia a toda costa en algo que nunca debe repetirse.

 

Putin abre el desfile

Vladimir Putin. Foto  Alexander Zemlianichenko AP

Por primera vez en las conmemoraciones por el final de la II Guerra Mundial en Moscú, se guardó hoy un minuto de silencio en memoria de los caídos durante el desfile militar que se desarrolla en la Plaza Roja.
 El presidente ruso, Vladímir Putin, que destacó el papel del Ejército soviético en la derrota de la Alemania nazi, fue el encargado de anunciar el minuto de silencio. 

Antes de iniciar uno de los mayores desfiles por el Día de la Victoria en la Plaza Roja de Moscú, Putin subrayó  que en las últimas décadas se ignoran cada vez más los principios básicos de la cooperación internacional logrados “por el sufrimiento de la humanidad después de las pruebas globales de la guerra”.
“Hemos visto los intentos de creación de un mundo unipolar. Vemos cómo se va acelerando un pensamiento de fuerza de bloques. Todo esto socava la estabilidad del desarrollo mundial”,
 señalando además  que el objetivo común debe ser la elaboración de un sistema de seguridad igual para todos los estados. “Un sistema adecuado a las amenazas actuales, creado sobre una base regional, global, fuera de bloques. Solo entonces garantizaremos la paz y la tranquilidad en el planeta”.
Afirmando  que la aventura guerrerista de Alemania nazi fue una lesión terrible para la humanidad.  Señaló que la Segunda Guerra Mundial arrastró a casi el 80 por ciento de la población mundial, muchos de los Estados de Europa fueron invadidos y ocupados, mientras la Unión Soviética cargó con los golpes más duros del enemigo  “Ahora, 70 años después, la historia de nuevo apela a nuestra razón y a nuestra vigilancia. No debemos olvidar que la ida de la supremacía racial y la exclusividad llevó a la más sangrienta de las guerras”.
Putin agradeció a Francia, el Reino Unido y Estados Unidos su contribución a la victoria sobre el nazismo.  La victoria “siempre seguirá siendo la cumbre heroica de la historia de nuestro país… pero recordamos también a nuestros aliados en la coalición antihitleriana”, dijo.
 Putin precisó que el pueblo multinacional soviético combatió por la libertad de su patria, llevando una terrible carga de la guerra y protagonizó la hazaña inmortal de salvar a la Patria, determinar el desenlace de la Segunda Guerra Mundial y la liberación de Europa de los nazis.
Reiteró ante veteranos presentes que Rusia honra altamente la firmeza y la valentía de todos los participantes en la Gran Guerra Patria.
Asimismo, el mandatario agradeció a los antifascistas que lucharon como parte de movimientos guerrilleros y en la clandestinidad, “incluido en la misma Alemania”.
Para finalizar convocó a un minuto de silencio en la Plaza Roja en honor de los caídos.
 El desfile inició con la salida y presentación del histórico estandarte de la victoria y la bandera rusa. La parada de la victoria fue iniciada con el ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigu.







Personalidades participantes

Asistieron 27 Jefes de Estado y de Gobierno, entre ellos el presidente cubano Raúl Castro ,el líder venezolano Nicolás Maduro. Los líderes de  Palestina y Vietnam ,el presidente chino Xi Jinping e indio Pranab Mukherjee y el egipcio Abdel Fattah Al Sisi.
También el secretario general de la ONU Ban Ki-moon que participó en este desfile militar gigantesco con 16.000 soldados, donde Rusia exhibió su moderno armamento, como el Tanque Armata T-14, considerado uno de los más potentes del mundo, o misiles balísticos intercontinentales de cerca de 50 toneladas.

Tras el desfile militar, llegaron al centro de Moscú de más de 160 000 personas para otro desfile en el que los moscovitas llevaron los retratos de sus padres o sus abuelos veteranos de la II Guerra Mundial.

Por todas partes se vieron las llamadas cintas de San Jorge con rayas anaranjadas y negras, que rememoran la victoria del Ejército Rojo contra la Alemania nazi y se ha convertido en símbolo de patriotismo.

las calles de Novosibirsk sirvieron para mostrar las técnicas militares tradicionales y la marcha de soldados, junto con la exhibición de los modernos complejos de misiles Iskander y los helicópteros Mi−8, MiG y Su, informó RT.
En la ciudad de Vladivostok tuvo lugar tambié el desfile, con la participación de 1.500 personas.

La celebración del Día de la Victoria replicó desfiles en San Petersburgo,
Baltisk,
 Kaliningrado,
Severomorsk,
Múrmansk,
Smolensk,
Tula,
Nizhni Nóvgorod ,
Sebastopol,
Kerch,
Vladikavkaz,
Stávropol,
Astracán,
Volgogrado,
Samara,
Rostov del Don,
Novorosíisk,
Ekaterimburgo,
Ulán−Udé,
Chitá,
Belogorsk,
Jabárovsk,
Ussuriisk, y Yuzhno−Sajalinsk.









Fuentes : 
Granma.
Cubadebate
TeleSUR

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

la palabra no dejó de valer!!! (gracias por ayudar a que así sea)