Entre metrallas y poesía ...(Augusto Cesar Sandino y Hamlet Lima Quintana)

Un mismo día para el recuerdo de dos grandes,cada uno en lo suyo .
Diferentes y sin embargo parecidos   valiosos, desde la lucha, los ideales, la acción o la palabra... 
Uno revolucionario en la batalla , luchando hasta dar su vida  por una Nicaragua  justa y solidaria ,
el otro intentando  hacerlo con poesía ,con  proyección folclórica de mensajes con sello militante ,en  las calle,con la gente,los amigos.

Ambos pensadores de un  futuro para todos,
ambos idealistas  desde sus posiciones  y sueños ,ambos buscadores de igualdad .
Ambos nos mintieron  y no se fueron  un 21 de febrero,(permanecen  cerca nuestro).


(Música, datos y poesía para  rendirles homenaje).

Augusto Cesar Sandino....



 "Nosotros iremos hacia el sol de la libertad o hacia la muerte; y si morimos, nuestra causa seguirá viviendo. Otros nos seguirán"

Un Revolucionario, que  como alguna vez  bien dijera Mejía Godoy en ese himno ,con música de fondo (fuera un niño que en Niquinohomo se atreviera a soñar con su futuro ) y que en un día como hoy,  era  interceptado  y detenido por la Guardia Nacional del cipayo  asesino (Anastasio Somoza ) y condenado a morir por pactos entre sociedades nefastas  de países que oficiaban de  serviles al norte, que  condena  la libertad de los pueblos no obedientes  y a los líderes que luchaban por ella…
No cambió mucho la historia ,si nos remontamos a estos días, la lista sigue vigente y sumando nuevos nombres  (los métodos ya no son los de antes , pero el efecto que se busca es el mismo, también el sabotaje  y el alquiler de  obedientes   que no hace más que  confirmarnos  que los imprescindibles, como bien dijera Brecht, son los que no dejaron de luchar nunca…Sandino es uno de ellos.

Su nombre  se asocia con la imagen de un hombre enérgico, de acción, de un revolucionario que con las armas defendió la soberanía de Nicaragua ,también con un pensador,( su aporte a la historia de las ideas ,es significativo).

Han pasado 82 años de la muerte del General de Hombres Libres, (como lo llamara  el intelectual francés Henry Barbusse).
Un 21 de febrero ( 1934) fue detenido por la Guardia Nacional, que encabezaba Anastasio Somoza  y posteriormente asesinado con la aprobación de Washington.
 El propio embajador de Estados Unidos en Managua, Arthur Bliss Lane, impartió la orden.

Para ese entonces aquel hombre, que nació en la región de Niquinohomo en 1895 había cumplido su promesa: luchar hasta la retirada de las tropas estadounidenses de Nicaragua.
En más de una ocasión se declaró heredero espiritual directo de los primeros combatientes por la independencia latinoamericana y de quienes continuaron dignamente su noble causa.

En su primer manifiesto político, Sandino sintetizó su pensamiento:

“Soy nicaragüense y me siento orgulloso de que en mis venas circule, más que cualquiera, la sangre india americana, que por atavismo encierra el misterio de ser patriota, leal y sincero, el vínculo de nacionalidad me da derecho a asumir la responsabilidad de mis actos en las cuestiones de Nicaragua y por ende, de la América Central y de todo el Continente de nuestra habla, sin importarme que los pesimistas y cobardes me den el título que a su calidad de aunucos más les acomode".

El  periodista cubano Jorge Enrique Mendoza expresó en una ocasión que la batalla antimperialista de Augusto César Sandino, señala la lucha en contra del imperialismo en Nicaragua como un episodio dentro de la lucha antimperialista de América Latina y la necesidad de la unidad latinoamericana para enfrentar un enemigo común.
El héroe guerrillero nicaragüense tuvo plena conciencia del papel de la violencia en la conquista de la independencia nacional.
Un pensamiento suyo, entre los muchos que expresó a lo largo de la lucha, indicó tal actitud:

“La soberanía de un pueblo no se discute sino que se defiende con las armas en la mano”.

“Solamente hay un hombre en Nicaragua que representa al pueblo de Nicaragua y los intereses de su soberanía. Este es, como todos reconocen, Augusto César Sandino",( dijo de él el revolucionario cubano Julio Antonio Mella)
Los asesinos del líder nicaragüense erraron en sus juicios y valoraciones históricas al pensar que su eliminación física lograría calmar el afán independentista y justiciero de su lucha. Sandino nos dejó eso: su acción, su pensamiento y una cita perenne. Por eso forma parte de la historia de Nicaragua, y por eso está en la historia de Nuestra América.




No pudieron con él  ,ni las balas...
(esta canción  que sigue es un buen homenaje que puede hacerse en el aniversario de ese día  que como a Guevara y como a tantos,) los miserables de siempre, creyeron  que  mataban, pero se equivocaban, se equivocarán  siempre !!!.
 Yo soy de un pueblo pequeño,( tema de Luis Enrique Mejía Godoy), pertenece a la placa Abril en Managua, nombre del concierto realizado en 1983 en la ciudad de Managua, Nicaragua, bajo el lema "Concierto por la Paz en Centroamérica"en que participaron importantes trovadores latinoamericanos, como Amparo Ochoa, los hermanos Carlos y Luis Enrique Mejia Godoy, Silvio Rodríguez, Daniel Viglietti, y Ali Primera ....




"Yo soy de un pueblo pequeño
Pequeño como un gorrión
Con medio siglo de sueños
De vergüenza y de valor
Yo soy de un pueblo sencillo
Como la palabra Juan
Como el amor que yo entrego
Como el amor que me dan.

Yo soy de un pueblo nacido
entre fusil y cantar
Que de tanto haber sufrido
Tiene mucho que enseñar.
Hermano de tantos pueblos
Que han querido separar,
Porque saben que aún pequeños
Juntos somos un volcán.
Porque saben que aún pequeños
Juntos somos un volcán.

Yo soy de un pueblo que es poeta
Y sus versos escribió
En los muros y en las puertas
Con sangre, rabia y amor,
Yo soy de un pueblo orgulloso
Con mil batallas perdidas
Soy de un pueblo victorioso,
Que aún le duelen las heridas

Yo soy de un pueblo nacido...
entre fusil y cantar.
Que de tanto haber sufrido
Tiene mucho que enseñar.
Hermano de tantos pueblos
Que han querido separar.
Porque saben que aún pequeños
Juntos somos un volcán
Porque saben que aún pequeños
Juntos somos un volcán.

Yo soy de un pueblo reciente
Pero antiguo su dolor.
Analfabeta mi gente,
Medio siglo en rebelión.
Yo soy el pueblo que un niño
En Niquinohomo soñó
Soy del pueblo de Sandino
Y Benjamín Zeledón....
Yo soy de un pueblo sencillo
Fraterno y amigo,
Que siembra y defiende.... su Revolución"







Hamlet Lima Quintana

 "Y todo un pueblo nos miro pasar,el pecho entero y dolorido.Y todo un pueblo nos pobló de paz,de eso no sabe el enemigo.Él y yo,sol y luz nos contábamos el tiempo que pasó"

 Descendiente de la tribu de Coliqueo, por vía materna y de varias generaciones de criollos por vía paterna, Hamlet Lima Quintana, nació en nuestro Partido de Morón el 15 de septiembre de 1923, pero se formó en campos de Saladillo, Provincia de Buenos Aires, con su familia materna.
 La poesía y la música fueron alimento cotidiano desde los primeros años ya que su padre escribía poemas, tocaba la guitarra y su madre se sentaba al piano a componer y cantar.
A partir de allí, hizo sus propias armas para consolidarse como uno de los más grandes creadores argentinos, como poeta tiene más de 200 canciones registradas.
Como escritor ha publicado 29 libros, entre relatos, poesías, cuentos y biografías, más de 400 canciones y la cantata al Che Guevara, una de sus últimas creaciones.

Uno de sus mayores intereses fue "llegar a la gente" y mucho contribuyó a ese propósito su participación en diversas redacciones periodísticas (fue redactor de la agencia de noticias United Press y de la sección Política de Clarín) y el contacto como cronista y juglar con los habitantes de las villas marginales que rodeaban a Morón.
Para narrar en vivo la vida de Esteban Echeverría, convirtió la biografía del autor de "La cautiva" en un gran canto que acompañó con guitarra y voz.

Le gustaba mucho caminar y pararse en cualquier calle a charlar con la gente, sobre todo con los jóvenes. Seguía así una necesidad profunda que su amigo, el titiritero Javier Villafañe, había convertido en consejo: No hay que juntarse con viejos porque contagian".
Cuando le preguntaban su edad, entre risas, susurraba: "Tengo ...14".

 Lima Quintana amasó una estética propia. Lo explicaba así. "Cuando lo correcto hubiera sido decir ''me fui del rancho/le dije adiós con la mano'', yo prefería metaforizar la idea escribiendo "monte de soledad/ nos vamos bebiendo el día''.

Claro que hubo tiempos en que el hombre de rostro patriarcal debió alternar su tarea creativa con oficios más terrestres. Fue vendedor de libros de Editorial Sudamericana, cobrador, empleado del Instituto Nacional de Cinematografía.
Lo hacía invirtiendo sus noches en una especie de peña llamada El Sótano de la Salamanca, refugio para iniciados que durante el día funcionaba como atelier del pintor peruano Raúl Valencia.
Amigo de Osvaldo Pugliese, también compuso tangos y dejó un poemario del que se destacan "Mundo en el rostro"," Sinfonía de la llanura", El taller del resentido" y "La muerte y los Presagios" y el libro de canciones escolares "Edad del asombro", que suscribió junto a Carlos Guastavino.


Además del formato papel, Lima Quintana eligió, cada vez que pudo, trasmitir sus palabras a través de los discos. Para eso se reunió en diversas oportunidades con músicos como Manolo Juárez y Marián Farías Gómez quienes acompañaron sus versos en "Juanito Laguna remonta un barrilete" y "La Pampa Verde", entre otros.

Una de sus últimas andanzas públicas fue por Cuba con "El diario del regreso", una cantata inspirada en la figura del Che Guevara que compuso junto a Cardozo Ocampo y a la que Jairo le puso su voz.

Si bien el Nuevo Cancionero tuvo una fundación orgánica en Mendoza, en 1962 -de la mano de los poetas Armando Tejada Gómez, y Carlos Mattus- Hamlet, en Buenos Aires generaba en paralelo composiciones con el mismo espíritu de aquel movimiento, y músicos como Mercedes Sosa, Horacio Guarany y César Isella fueron sus más notorios representantes sobre el escenario.
En la obra de estos creadores de lo que luego se denominó "proyección folclórica", y que tenía un innegable sello militante, la naturaleza cobra importancia sólo en tanto soporte con el que las personas interactúan, y las personas son, siempre, seres sociales,( idea que era el sentimiento esencial de Lima Quintana).
Muere  el 21 de febrero (2002) a los 78 años, víctima de un cáncer . Se fue con el cuerpo asombrado y la voz ronca de gritar que volverá, como prometía en aquella emblemática letra de "Zamba para no morir". Pero se quedó en sus letras, en la voz del pueblo y los músicos que llevan su palabra imprescindible por los escenarios, del país y el mundo.

Metas, buenos deseos y gente necesaria , son las  que le rinden  homenaje a la vida desde el hacer del poeta recordado, pero no puede faltar el  mimo al par,el respeto a la memoria en esa  obra de arte ,que  no es  solo un canto a la amistad,  desde el dolor de una pérdida , es una caricia al alma y los oídos ... es su canción para Carlos Alonso, con ella si podemos decir ... completo el homenaje


LA META

Hay que llegar a la cima,
arribar a la luz,
darle un sentido a cada paso,
glorificar la sencillez de cada cosa,
anunciar cada día con un himno.
Hay que subir por esa calle ancha,
dejar atrás el horror y los fracasos,
y cuando entremos cantando por la cumbre,
estirar las manos hacia abajo
para ayudar a los que quedaron rezagados.



TEORÍA DE LOS BUENOS DESEOS

Que no te falte tiempo
para comer con los amigos
partir el pan,
reconocerse en las miradas.

Deseo que la noche
se te transforme en música
y la mesa en un largo
sonido de campanas.

Que nada te desvíe,
que nada te disturbe
que siempre tengas algo
de hoy para mañana

y que lo sepas dar
para regar las plantas
para cortar la leña,
para encender el fuego,
para ganar la lucha,
para que tengas paz.

Que es la grave tarea
que me he impuesto esta noche
hermano mío.


GENTE NECESARIA.

Hay gente que con solo decir una palabra
Enciende la ilusión y los rosales;
Que con solo sonreír entre los ojos,
Nos invita a viajar por otras zonas
Nos hace recorrer toda  la magia.

Hay gente que con solo dar la mano,
Rompe la soledad, pone la mesa,
Sirve el puchero, coloca las guirnaldas;
Que con solo empuñar una guitarra
hace una sinfonía de entrecasa.

Hay gente que con solo abrir la boca,
Llega hasta todos  los límites del alma,
Alimenta una flor, inventa sueños,
Hace cantar el vino en las tinajas.
Y se queda después como si nada.

Y uno se va de novio con la vida,
Desterrando una muerte solitaria,
Pues sabe que a la vuelta de la esquina,
Hay gente que es así, tan necesaria".






Muchas veces recuerdo Castro Urdiales,
esa breve bahía que en España
ponía verdes, amarillos,
rojos a porfía en las barcas pesqueras del Cantábrico.

Allí llegué una mañana
a la casa de Horacio Guarany
para encontrarme con Armando
y este Carlos Alonso del dibujo y el color alucinados.

Eso fue ya hace tiempo, por el 78...
Pero recuerdo dolorido
que Carlos hablaba de Paloma, su hija,
que integra esas listas de los que no regresan.

Entonces yo pensaba en esta tierra,
la gente de estos lares,
la sangre de mi sangre,
los amigos, el amor desmayado
a través del Atlántico
y me dolía el alma
que regresaba entre los vientos,
regresaba de mi angustia
a la angustia de estas calles,
las cartas con noticias, la música en la sangre
y lloraba, les juro que lloraba.

He caminado por la soledad
junto a la vida de un amigo.

El pecho justo nos creció a los dos
éramos fuente del abrigo.

Él y yo, sol y luz
nos contábamos el tiempo que pasó.

Él me contaba sombras de crueldad,
mientras lloraba con mi amigo.

El pecho justo se pobló de amor
de eso no sabe el enemigo.

Él y yo, sol y luz
nos contábamos el tiempo que pasó.

Y todo un pueblo nos miro pasar,
el pecho entero y dolorido.

Y todo un pueblo nos pobló de paz,
de eso no sabe el enemigo.

Él y yo,sol y luz
nos contábamos el tiempo que pasó.



Fuentes: (Poemas de Hamlet Lima Quintana)
Fondos del Centro de Documentación de Radio Habana Cuba-
Periodicocompromiso-
Canción para Carlos Alonso, letra de Hamlet Lima Quintana /Música  y voz,de Enqrique Llópis-


No hay comentarios. :

Publicar un comentario

la palabra no dejó de valer!!! (gracias por ayudar a que así sea)