verdades absolutas de un hereje




Un 15 de febrero de 1564,nacía en Pisa 
Galileo Galilei ,el italiano  que revolucionó la astronomía, la matemática, la física y la filosofía.
a quien la  iglesia condenó por develar,el verdadero movimiento del sistema solar  ( y lo reconoció sólo 350 años después),

En 1615, cuando llevaba cinco años  trabajando en Florencia, comenzó su conflicto con el Vaticano, entre otras cosas, por su obra principal Diálogo sobre los principales sistemas del mundo, el ptolemaico y el copernicano.
Sus inventos y descubrimientos fueron tan revolucionarios que cambiaron nuestra imagen del mundo, pero sobre todo la del Vaticano, que lo condenó por herejía.


Se necesitaron cientos de años para su rehabilitación en el seno de la Iglesia, que no reconoció su error hasta el año 1992.
El creador de la física moderna basada en experimentos se dedicó, ya como estudiante, a investigar las leyes de la oscilación pendular, de la gravedad e inventó la balanza hidrostática.

A  los 28 años, se convirtió en profesor en Padua y descubrió, con un telescopio mejorado inventado por él mismo, montañas lunares y las fases de Venus. Un hito fue su descubrimiento de que numerosas estrellas formaban la Vía Lác. En 1615, cuando llevaba cinco años  trabajando en Florencia, comenzó su conflicto con el Vaticano, entre otras cosas, por su obra principal -Diálogo sobre los principales sistemas del mundo, el ptolemaico y el copernicano-

Con su intensiva mirada sobre el sistema solar,  logró probar científicamente la teoría elaborada por el polaco Nicolás Copérnico: que el Sol era la estrella central de nuestro sistema, en torno a la que giraban todos los planetas, también la Tierra,la teoría parecía ir contra la Biblia.
Por eso el tribunal papal de la Inquisición condenó su distanciamiento del modelo ptololemaico y prohibió la difusión de la obra de Galileo.

Pero el astrónomo, no se dejó intimidar y siguió estudiando el sistema solar, por lo que acabó ante los tribunales.
Al Vaticano no le gustó que el terco astrónomo, hijo de un músico de Pisa, investigara con un telescopio mejorado por él mismo la Vía Láctea y la superficie lunar y descubriera las primera cuatro lunas de Júpiter y las manchas solares.

La cúpula de la Iglesia valoraba al fundador de la astronomía moderna, pero sólo hasta que el imperturbable Galilei echó abajo la teoría del mundo que defendía la institución, que seguía creyendo que todo giraba en torno a la Tierra.
La segunda vez fueron los jesuitas quienes llevaron ante la Justicia vaticana
A sus 69 años, Galileo era un reconocido científico en la Europa de su tiempo, famoso por la claridad de sus escritos y por ridiculizar eficazmente a sus contrarios. La Iglesia, a través del Tribunal de la Inquisición, lo había doblegado, un tribunal de la Inquisición lo condenó a abjurar.

Discurso de retractación de Galileo Galilei (ante los Tribunales de la Iglesia, 22/06/1633


Escribí e imprimí un libro por el que he sido declarado por el Santo Oficio como vehementemente sospechoso de herejía, es decir, por haber sostenido y creído que el Sol era el centro del mundo e inmóvil, y que la Tierra no era el centro y que se movía..."


Yo, Galileo, hijo del difunto Vincenzo Galilei, florentino, de setenta años de edad, compareciendo personalmente como acusado ante este tribunal y arrodillado ante vosotros, eminentísimos y reverendísimos señores Cardenales Inquisidores Generales contra la depravación herética a lo largo y a lo ancho de toda la comunidad cristiana, teniendo ante mis ojos y tocando con mis manos los Santos Evangelios, juro que he creído siempre, y que creo ahora, y que, con la ayuda de Dios, creeré en el futuro, todo lo que sostiene, predica y enseña la santa Iglesia Católica Apostólica Romana.

Pero en vista de que, después de habérseme intimado judicialmente por este Santo Oficio el mandato de que yo debía abandonar por completo la falsa opinión de que el Sol es el centro del mundo y está inmóvil y de que la Tierra no es el centro del mundo y se mueve, y de que yo no debía sostener, defender o enseñar de ninguna manera, verbalmente o por escrito, dicha falsa doctrina, y que después de habérseme notificado que dicha doctrina era contraria a las Sagradas Escrituras, escribí e imprimí un libro en el cual discuto esta nueva doctrina ya condenada, y presento argumentos grandemente convincentes en su favor, sin presentar ninguna solución de ellos, he sido declarado por el Santo Oficio como vehementemente sospechoso de herejía, es decir, por haber sostenido y creído que el Sol era el centro del mundo e inmóvil, y que la Tierra no era el centro y que se movía.


Por lo tanto, deseando quitar de las mentes de sus Eminencias y de todos los fieles cristianos la vehemente sospecha justamente concebida contra mí, con sincero corazón y no fingida fe, yo abjuro, maldigo y detesto los antedichos errores y herejías y, en general, todo otro error, herejía y secta que sea en absoluto contraria a la Santa Iglesia, y juro que en el futuro nunca más diré o afirmaré, verbalmente o por escrito, nada que pudiera dar ocasión a una sospecha similar con respecto a mí.


Pero, si llegara a conocer a cualquier hereje o persona sospechosa de herejía, lo denunciaré ante este Santo Oficio o ante el Inquisidor y Ordinario del lugar donde yo pudiera estar. Más aún, juro y prometo cumplir y observar en toda su integridad todas las penitencias que me han sido o que me serán impuestas por este Santo Oficio.


Y, en el caso de que contraviniera (¡que Dios no lo permita!) cualquiera de estas mis promesas y juramentos, me someto a todas las penas y penitencias impuestas y promulgadas en los cánones sagrados y en otras constituciones, generales y en particular contra tales delincuentes. Que así me ayuden Dios y estos Santos Evangelios que toco con mis manos.
Yo, el antedicho Galileo Galilei, he abjurado, jurado, prometido y obligado a mí mismo según dicho anteriormente, y en testimonio de su veracidad he suscrito con mis propias manos el presente documento de mi abjuración y lo he recitado palabra por palabra, en Roma, en el convento de Minerva, este día 22 de junio de 1633".
Lo cierto es que  nueve años después, el 8 de enero de 1642, murió el científico que había cambiado la imagen del mundo y que entretanto se había quedado ciego, a los 77 años. 

Fuente : (Hanns-Jochen Kaffsack)


¿Y el Vaticano?...


Tuvieron que pasar  4 siglos hasta que la Iglesia católica se reconciliara con Galilei, en  octubre de 1992,el papa Juan Pablo II, en su histórico discurso de reparación del  científico,en su intento de  reconciliar a la Iglesia con la ciencia.dijo:

"Curiosamente Galilei resultó ser un creyente sincero con mayor amplitud de mira que sus opositores teológicos" 

"Nunca más un caso Galileo" 
A muchos decepcionó que el Sumo Pontífice defendiera a los jueces al señalar que actuaron "de buena fe" en el proceso en su contra.Eso si.... preocupados  por dar una mayor imagen de transparencia, publicaron  todas las actas de los procesos contra el "hereje"
Con el tiempo  en 2008  se anunció el proyecto de colocar en los Jardines Vaticanos, una estatua del astrónomo ( condenado por la Inquisición y rehabilitado por la Iglesia 350 años después de su muerte) sería en   2009 (Año Internacional de la Astronomía y donde se cumplían   400 años desde que Galileo utilizó por primera vez un telescopio para estudiar los cielos)...

Pero no fue así ....
las autoridades de la Santa Sede no aprobaron la idea lanzada  por el Consejo Pontificio para la Cultura de instalar una estatua dentro del pequeño Estado del Vaticano para rendir homenaje al "padre de la astromonía" y quedo en eso ,solo un proyecto.....
¿Quizás temiendo que  Galileo hiciera con su estatua lo mismo que  4 siglos antes con total exactitud aseguraba que  hacía  la tierra?....
( yo estoy segura que si) y estoy segura también que la mejor  recompensa  la tiene  el hereje  en el reconocimiento que brindamos cada vez que levantamos la vista y miramos el cielo...(si es de noche y hay estrellas , mejor)......

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

la palabra no dejó de valer!!! (gracias por ayudar a que así sea)