Julio, Santiago...hoy redoblamos el grito (informes de Adriana Meyer)


Dos casos diferentes y a la vez similares , uno con la responsabilidad directa de los genocidas , que mantienen el pacto de silencio hasta el final de su miserable vida, porque se sienten impunes y apañados, por parte de nuestra sociedad ,la justicia y un gobierno piadoso ante "viejitos desvalidos".

El otro, con alguien que con solo 28 años ,podría no saber lo que es llegar a viejo, porque lo desaparecieron fuerzas de seguridad del estado ,con funcionarios cómplices y encubridores.

Hace 11 años que nos falta Julio López, y 49 días ,Santiago Maldonado.
El pasado más nefasto intenta regresar, no podemos dejar que lo haga y mucho menos que se quede.

Los responsables seguirán callando, nosotros no vamos a dejar de preguntar. ¿Dónde están Julio López y Santiago Maldonado? (cpm)

 


 El testigo que sigue desaparecido
 🔼Por Adriana Meyer-Página 12 
 (22 septiembre-2006)

  
Cada minuto que pasa, crece la inquietud por la desaparición de Jorge Julio López, uno de los testigos clave en el juicio que terminó con la condena a reclusión perpetua contra el represor Miguel Etchecolatz. La senadora Cristina Fernández de Kirchner se comunicó desde los Estados Unidos con el ministro de Seguridad provincial, León Arslanian, para interiorizarse sobre la búsqueda de este ex albañil de 77 años que fue visto por última vez el domingo a la noche. Esa cartera había ofrecido una recompensa de 50 mil pesos por información sobre López pero ayer, mediante un decreto del gobernador Felipe Solá, esa cifra fue elevada a 200 mil. Los familiares de este hombre –que identificó a Etchecolatz como su verdugo– y los integrantes de la agrupación Justicia Ya serían recibidos hoy por el ministro del Interior, Aníbal Fernández. La Secretaría de Derechos Humanos provincial, organizaciones sociales y organismos de derechos humanos convocaron para una marcha en La Plata “por la aparición con vida de Julio López y el Juicio y Castigo a los culpables”.

Fuentes de la Secretaría de Derechos Humanos provincial precisaron que, el sábado, Eloy recibió amenazas telefónicas, cuando le hicieron escuchar una grabación con sonidos de torturas. El secretario Edgardo Binstock opinó ante Página/12 que “si algo le sucedió a López sería un hecho contra toda la política de derechos humanos provincial y nacional, contra los juicios y contra todos los organismos”. Por su parte, las Abuelas de Plaza de Mayo, APDH, Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, H.I.J.O.S., Madres de Plaza de Mayo - Línea Fundadora y Serpaj enviaron una carta al ministro del Interior, Aníbal Fernández, en la que expresaron que “cualquier desaparición es preocupante, pero en este caso reviste particular gravedad por lo fundamental de su testimonio en la condena de un represor, lo que lleva a suponer un acto de venganza que puede conllevar la muerte o la desaparición forzada”, tras lo cual exigieron una “inmediata y exhaustiva investigación”.

Los familiares aclararon que su cama estaba como si la hubiera usado y un inventario de su ropa indicaría que desapareció con vestimenta de entrecasa. Según expresaron, “no salió por las suyas”, aunque admiten que “la cerradura (de la vivienda) no fue forzada. La aparición de un cadáver calcinado en Camino Negro los había conmocionado y, aunque se descartó que fuera López, su abogada Guadalupe Godoy expresó a este diario: “Ahí tiraba los cuerpos la Triple A, es un hecho simbólico y amenazador; cuando nos enteramos, entendimos el mensaje”.
 La aparición de un cadáver calcinado en Camino Negro los había conmocionado y, aunque se descartó que fuera López, su abogada Guadalupe Godoy expresó a este diario: “Ahí tiraba los cuerpos la Triple A, es un hecho simbólico y amenazador; cuando nos enteramos, entendimos el mensaje”.






“Lo suben a un Unimog y ésa fue la última vez que lo vi” 🔼 Por Adriana Meyer-Página 12  (18 septiembre-2017)

Santiago y el peñi salen corriendo hacia el río. El peñi es un joven mapuche cuyo testimonio da cuenta de los hechos que culminaron con la desaparición forzada de Santiago Maldonado el 1 de agosto. Este testimonio desmiente una vez más las hipótesis que deslindan la responsabilidad de Gendarmería o de que pudiera haberse ahogado. El testigo señala que los gendarmes habían ingresado a la Pu Lof en Resistencia de Cushamen a los tiros. Maldonado llega a meterse al agua helada del Río Chubut pero no puede seguir y vuelve a la orilla. “Me dijo que no podía más, que se volvía. La situación del cruce del río es observada por una decena de gendarmes que se encontraban sobre el alto de la barranca. Tres de ellos bajan hasta el arbusto donde estaba Santiago gritando ‘acá tenemos a uno’, y ahí escucho un escopetazo. Entre los tres lo arrastran con golpes hasta ese alto donde se encontraba el resto. Lo suben a una Unimog, y esa fue la última vez que lo ví”, declaró el peñi (miembro de la comunidad). “Cuando llegué del otro lado del río junto a los otros peñi subimos a caballo hasta la punta de una loma, donde hay señal de celular, y desde ahí enviamos un mensaje a una lamien (hermana) que se encontraba en el ingreso a la tranquera con los organismos de derechos humanos: ‘se llevaron al Brujo’”. Según este nuevo testigo presencial, Santiago Maldonado no se ahogó ni cruzó el río, fue sacado del agua por los uniformados que habían reprimido aquella mañana del 1 de agosto a los mapuches, tras el corte de ruta con el que habían reclamado por la liberación de su lonko Facundo Jones Huala. Según el testimonio, Maldonado fue golpeado y subido a la camioneta de Gendarmería, tal como ya declaró Matías Santana.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

la palabra no dejó de valer!!! (gracias por ayudar a que así sea)