Evita,de evitar | #Evita100Años




"Conjugue, compañera, descamise/renuncie, funde/ dignifique, compañera
Evite el silencio: preséntese, preséntese que se siente, se siente todavía bajito ,se siente ,se siente". (...) Tantas cosas  podría decir en este día , pero  apenas algunas bastan para  acompañar el mejor homenaje que se  me ocurre hacerte con un texto maravilloso de  Juan Sasturain.

"Actriz mediocre, oportunista, trepadora , puta"... eras para  aquellos que siempre resintieron y en este 2019 se siguen animando a salir  del closet , habilitados por el voto  que los valida como "demócratas" , para tener su representante en el poder.
Santa, mártir, reina ,diosa... fuiste para  la otra parte de una grieta que no instaló CFK , existió siempre   , y  no eras  nada de eso , eras  Eva y supiste  dar paso a la Evita , compañera del pueblo, mujer que marcó  y pasó a la historia .
La fundación molestaba , los buenos pisos y el confort para aquel hogar de tránsito  molestaba  ,tus "lujos" molestaban  a  quienes creen que el disfraz de pobre va más acorde  con los de abajo  , las joyas molestaban a las damas de la aristocracia,   pero lo que más molestaba  eran tus opiniones,tu defensa a  los derechos,  tu representatividad con los trabajadores ,tu lucha por la igualdad con los hombres ,  tu hacer  y ser.
Hace hoy exactamente 100 años ,  Los Toldos pasaría a ser Argentina toda y las marquesinas  de tu gran obra , el pueblo vivandote en las calles.
Eva ,siempre insisto con lo corto de tu nombre y lo inmenso  a la vez , porque fueron mucho más que tres letras.Eva , el nombre de una mujer que traspasó las fronteras de su propio partido.
Todavía siguen negándote, y  no lo hace desde la lógica ,  si desde el más nefasto fanatismo-anti-.
El mismo que  hoy sienten aquellos que denostan a otra mujer que nada tiene que ver con vos (desde  la comparación que no quiero instalar ) y sin embargo se parecen  , van ligadas en ideas y principios. Ambas descalificadas, despreciadas  sobre todo por las pares, pero la historia acomoda las cosas en su justo lugar, así algunos se niegan a leerla ,ocupando sus horas de respiro (porque no es vida lo que recorren), preocupados en reeditar consignas que vivan a la muerte y las miserias en las paredes, sin entender que ya no hay enfermedad que te pueda vencer ,ni olvido que le  pueda ganar a tu lucha además de nombre que seguiremos levantando para llevarlos como bandera a la victoria!!!
Gracias Eva por  aquel 7 de mayo de 1919, cuando llegaste para quedarte eternamente entre  las mujeres más grandes de la historia.HLVS. (cpm-  07-05-2019)


Evita, de evitar |  Juan Sasturain (1986)*

Había una vez un verbo
un verbo sin decir/ sin gritar/ un verbo
calladito y sin balcón
un verbito nomás
un verbo más o menos
sin jugar ni conjugar
sin tiempo ni modo
ni voz / ni vos
ni yo tampoco
teníamos el verbo:
HABÍA UN SILENCIO ASÍ.

Pero el verbo se hizo carne
y habitó (evitó) entre nosotros
EVITA (dijo el verbo)
Evita tú / evite él /
evitemos nosotros
evitamos –dijo el mosquito–
y la historia araba, evitaba
para él y con nosotros
arrastrados por ella.
Ella, Evita (de evitar)
arrastró por todos
se arrastró (para los arrastradores)
le enrostraron arrastrada
y era verdad (oh mentirosos)
que los llevaba a la rastra
de la nariz / de los huevos
los llevaba la hembra
con el olor de la historia
entre las piernas /
entre las manos /
entre las masas y hacía la calle
(y el amor) con el pueblo
a los gritos, oh escandalosa.

EVITA (le decían) evita
hacer olas, y Evita no evitaba;
oleaba, olía, el celo de la gente
la arrastraba.
El arrastre de Evita: oh señora,
arrastra pro nobis.

Dicen mis amigos / que mi vino es triste
pero ella vino (de venir) verbalizó:
Evita tú –me dijo– el vino entristecido
Evita (de evitar)
las noches largas
las amargas rachas
las tantas Nachas
dijo Evita y vino (de venir)
conjugó el verbo
invitó el vino (de beber) bebió /
bendijo / el agua de las fuentes
las patas de las fuentes
las manos de los fuegos y
metió/ las manos en el agua
el agua en el fuego
el huevo en el agua
(ponía huevos Evita) y
con éste le puso sal / con éste
le puso amor y con éste sí
con éste (les dijo) no
a los Pícaros / no a los Gorditos
Evitó que los Pícaros Gorditos
se
lo
comieran
Todo.
Después tendió
la mesa en la plaza dio de comer (no a las palomas)
dio de creer en el plato (no a los creyentes)
en la plaza.
Y un día dijo (Evita dijo): eviten
sacar las pieles del plato pero
–sobre todo–
NO SAQUEN NUNCA
LAS PATAS DE LAS FUENTES
(Hay que volver a las fuentes, revisó
el re-visionista que re-veía).

Dijo y decía mi madre: Evita (de evitar)
las malas (cuídate Juanito de)
las malas compañías
–carteles grandes / grandes compañías–
dicen: EVITA elegir / elige EVITAR, dicen
evita / las salidas de la fábrica
las camisas salidas
los descamisados
Evita / los descamisados (y no sólo):
no te descamises
no te descarriles
no te amontones
Evita (de evitar) los amontonados:
te tocan (de tocar) o te toca (de morir)
como le tocó a aquél o al otro
por amontonado. Evita, evita entonces.

Si evitas –digo, decían–
si EVITA fuera o sería
si viviera sería
pero
eso
es
“lo que hubo de haber habido”/
como decía El Que Te Dije / porque ya
NO ES
(de to be: ser o estar)
porque el verbo se hizo cáncer
(la carne dejó al verbo sin sujeto /
sin sujetar / se soltó sola)
y deshabitó entre nosotros:
Y HUBO UN SILENCIO ASÍ
Pero EVITA –decíamos– evita los temores
los tumores
la mala sangre
la mala leche de los años en tres
la coartada de volver, de ser millones de montones.
No te vayas no, carajo:
aparta de mí esa hora / las veinte y veinticinco /
no entres / no salgas a la Inmortalidad / evita
EVITA las Inmortalidades, evita/
Lo inevitable.

Y colorín (evita –dijo– la moraleja)
colorado (evita la queja, la moda vieja)
este cuento se ha /
No acabes, compañera: Evita, no te
entregues, no te vayas
aguanta todavía otro día peronista
no te calles compañera
porque hubo / había una / dos veces
un verbo bien dicho y conjugado.
Conjugue, compañera
descamise/
renuncie, funde/
dignifique, compañera
Evite el silencio: preséntese
preséntese que
se siente
se siente todavía
bajito se siente
se siente.



* Este texto, publicado originalmente en la revista Aportes en 1986 en un homenaje a Eva Perón, pertenece a un libro inédito –Carta al Sargento Kirk y otros poemas de ocasión (1976-1989)– que reúne poemas más o menos políticos más o menos sentimentales marcados por aquellas coyunturas. Más aún: lastimados, con dolor de coyunturas casi. El que suscribe atravesaba, por entonces, la última etapa de su adhesión peronista. El indulto de Menem a los militares asesinos le daría el definitivo empujón a la intemperie política, al nunca más. Pero lo escrito, escrito está; aunque el que firme esta nota al pie no sea ya –para bien o para mal– el que escribió aquellos versos fervorosos de rabia, de pena y de desesperada esperanza. J.S. (Fuente;Página 12)


2 comentarios :

  1. Estremecedor poema!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que lindo es leerte acá (en mi guarida preferida,que heredé de Banyita), algo que se suma a lo mucho que le agradezco a Eva ;) . Y si Tamara, esto de Sasturain es parte de aquellas cosas que leíste una vez y no te olvidas más ,es excelente!!!

      Eliminar